Acuerdos del Pleno

ACUERDOS PLENO DE REPRESENTANTES

18 ENERO 2013

  1. Participar en la MOVILIZACION NACIONAL  el 5 de febrero, 9:00 hrs. MARCHA de la Suprema Corte de Justicia (Zócalo) a la Cámara de Diputados, mínimo con 3 compañeros por escuela, invitando a los padres de familia.
  2. Generar la discusión sobre la reforma educativa (utilizando la presentación “Las mentiras de la reforma educativa”) y tomar acuerdos para sumarse a la lucha de la CNTE, en las vías política, jurídica y pedagógica.
  3. Organizar la presentación de amparos contra las afectaciones de la reforma educativa, acompañando esta ruta con la movilización política.
  4. Impulsar, el 29 de enero, la 1era reunión con padres de familia en cada escuela, para informarles de las afectaciones de la reforma educativa; entregando volantes y carteles.
  5. Generar la movilización con los padres de familia en defensa de la educación pública.
  6. Colocar mantas en las escuelas con la leyenda “EN DEFENSA DE LA EDUCACION PÚBLICA, DEL ARTICULO 3º CONTITUCIONAL, DEL EMPLEO Y POR LA CONSTRUCCIÓN DEL FRENTE ÚNICO”
  7. Participar activamente en las actividades pedagógicas y de análisis generadas por la Sección 9 y la CNTE:
  • 5 febrero 11:00 hrs. MESA REDONDA: “Afectaciones de la reforma educativa de Peña Nieto” con la participación de Luis Hernández Navarro, Manuel Pérez Rocha y Hugo Aboites, frente a la Cámara de Diputados.
  • 7 febrero 19:30 hrs. PRESENTACIÓN DE LA REVISTA “La Nigûa” con la participación de Belarmino Fernández, Yamna Vázquez, Karine Díaz, Fernando Hernández, Sala “Profr. Misael Núñez Acosta” de la Sección 9.
  • 11 febrero 19:00 hrs. FORO: “La reforma educativa de Peña Nieto” con la participación de Luis Hernández Navarro, Manuel Pérez Rocha, Hugo Aboites y Pedro Hernández Morales, en Casa Lamm, Álvaro Obregón 99, Col. Roma.

       8. Participar en el Foro Educativo de la región centro de la CNTE.
     9. Impulsar el Congreso Nacional de Educación Alternativa de la CNTE, que se realizará los días 25 a 27 de abril en el  edificio  de Belisario Domínguez 32, Col. Centro.
    10. Pleno de Representantes, 1 de febrero 19:30 hrs. Aud. “Mtro. Agustín Ascención Vázquez”

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

*http:cnteseccion9.org  *Correo: urama@prodigy.net.mx * Twitter.com/seccion9cnte

*Facebook: DOCENTES EN RESISTENCIA * Tels: 55 29 42 87 / 55 29 69 05 / 55 29 71 89

Escúchanos por radio internet lunes y miércoles de 8 a 9 pm.: http:magseccdemonueve.listen2myradio.com

Carta publicada en el Correo Ilustrado de la Jornada

EL CONGRESO ATROPELLA Y CHUAYFFET AMENAZA

Las contrarreformas impuestas sin consulta alguna a los artículos tercero y 73 constitucionales tienden a suprimir la inamovilidad en el empleo garantizada en el artículo sexto de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, reglamentaria del artículo 123 de la Carta Magna. Permanencia que se obtiene, según ésta, a los seis meses de expedido el nombramiento respectivo. Y, además, tales cambios legales violan de manera general y sistemática las condiciones generales de trabajo, lo cual es causal de huelga, según el artículo 94 de la ley citada. Así, las amenazas de Emilio Chuayffet al magisterio en lucha no se apoyan en legalidad alguna sino en la tradicional vocación represiva del priísmo, misma que ya se refrendó el primero de diciembre en San Lázaro.

La proclamada reforma educativa, por otra parte, no es sino el congelamiento presupuestario y la mayor carga a los padres de familia a través de crecientes cuotas escolares, que infringen la fracción cuarta del artículo tercero, que estipula que toda la educación que el Estado imparta será gratuita. Finalmente, la llamada recuperación por el Estado de la rectoría de la educación es una falacia. Se trata en realidad de la sustitución de la fracasada descentralización centralizada de Carlos Salinas por una recentralización autoritaria y anti federalista en manos del Ejecutivo, negando el papel de los educadores y la sociedad.

Sección 9 Democrática SNTE-CNTE: Francisco Nicolás Bravo, Pedro Hernández. Movimiento Revolucionario del Magisterio: Iván García Solís y Jesús Ríos Ponce.

http://www.jornada.unam.mx/2013/01/25/correo

Mas reformas para modificar condiciones laborales docentes

PREVÉN EXPERTOS UN ALUD DE REFORMAS PARA MODIFICAR CONDICIONES LABORALES DE DOCENTES

  • Crear nuevas instancias y funciones no será un proceso mecánico ni inmediato, señalan
  • El propósito de los cambios constitucionales es el despido a través de la evaluación obligatoria

Karina Avilés y Laura Poy / La Jornada / Jueves 24 de enero de 2013, p. 45

Con la constitucionalidad de la reforma educativa lo que se puede esperar en el futuro inmediato es un alud de reformas de carácter jurídico y administrativo, y no sobre el tema de la enseñanza, para concretar los efectos más regresivos que ahora derivan de la Carta Magna y que se han convertido en un arma de control, represión y de violación de los derechos en contra de los docentes, coincidieron expertos.

Miguel Ángel Eraña, especialista en derecho constitucional y parlamentario de la Universidad Iberoamericana (Uia), apuntó que las modificaciones a los artículos tercero y 73 de la Carta Magna no serán de aplicación inmediata ni mecánica en las escuelas, lo que abre la posibilidad, a distintos actores, entre ellos los sindicales de ejercer presión y hacer una negociación política.

En entrevista por separado, César Navarro, profesor-investigador del Instituto Mora y de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), destacó que dicha modificación en ningún momento atiende el tema de la enseñanza y no hace más que elevar a rango constitucional los acuerdos de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), la cual fue pactada entre Elba Esther Gordillo y el gobierno de Felipe Calderón.

Lo que se puede esperar de ahora en adelante es una cascada de modificaciones a los reglamentos de las condiciones de trabajo y de escalafón de los docentes, a la Ley General de Educación y a las normas del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). Esto, en aras de ponerlas en concordancia con el verdadero propósito de estos cambios constitucionales: el despido de los docentes mediante la evaluación obligatoria, expuso.

En este contexto, añadió, se inscribe la reforma del INEE, la cual, bajo una supuesta autonomía, faculta a éste a hacer diagnósticos generales y no evaluaciones que caerían en su ámbito, como la prueba Enlace, el examen de carrera magisterial o la evaluación universal, ya que esa parte lesiva y sancionatoria la continuará realizando la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La profesora-investigadora de la UPN Etelvina Sandoval coincidió en que esto que se llama reforma educativa no es más que un cambio político-administrativo pensado en el control y en la ejecución de sanciones, bajo la idea creada desde antaño de que la escuela pública no funciona, los niños no aprenden y los maestros no trabajan.

Una reforma que no refleja interés por la educación, y cuyo proyecto no ha sido apropiado por los docentes no tiene muchas posibilidades. Por el contrario, el Estado pretende abdicar de su responsabilidad, alertó.

Mientras no exista una reforma que atienda la enseñanza, continuará la simulación que tanto daño ha hecho al sistema y, de igual manera, continuará el buen trabajo de aquellos maestros que están preocupados por su materia y que no son tomados en cuenta, dijo la especialista.

Al respecto, Eraña advirtió que la reforma constitucional en materia educativa enfrentará un enorme reto para garantizar su articulación, pues la tarea educativa es concurrente, es decir, involucra tanto a autoridades federales y estatales como municipales, y se les tendrá que dar un espacio de participación.

Destacó, asimismo, las nuevas competencias en materia de evaluación, pues será una labor que deberá ser articulada con las entidades, pues una reforma constitucional incide en todos los órdenes normativos de la Federación, que incluye estados y municipios. Se deberán hacer adecuaciones en las leyes estatales de educación para que pueda aplicarse la reforma constitucional.

La evaluación que se propone, explicó, tendrá que ser configurada con la participación de los estados.

Debido a que se está planteando la creación de nuevas instancias y funciones, su aplicación no será un proceso mecánico ni inmediato que pueda operar en pocos días, concluyó.

Uso politico de los problemas educativos

USO POLÍTICO DE LOS PROBLEMAS EDUCATIVOS

Manuel Pérez Rocha / La Jornada / 24 enero 2013

Hace diez días, Martín Carnoy y Richard Rothstein, dos de los especialistas en educación estadunidenses más reconocidos, publicaron una detallada y metódica investigación, la cual, entre otras cosas, pone en evidencia el abuso político que los gobernantes pueden hacer de los problemas educativos y de la investigación educativa. En este detallado estudio, editado y difundido por el Instituto de Políticas Económicas (EPI, por sus siglas en inglés), con sede en Washington DC, los autores señalan: “Los reformadores de la educación invocan usualmente el relativo mal desempeño de los estudiantes estadunidenses para justificar cambios en la política escolar (…) pero –advierten– frecuentemente sus conclusiones derivadas de comparaciones internacionales están sobresimplificadas, a menudo exageradas y son engañosas”.

En su estudio, Carnoy y Rothstein muestran cómo el secretario de Educación de ese país reaccionó, en más de una ocasión, con precipitación injustificada para apoyar sus políticas escolares. Ante los resultados insatisfactorios de los estudiantes estadunidenses en las pruebas internacionales (PISA y TIMSS) este funcionario alegó, sin sustento, que el problema radicaba principalmente en los jóvenes hispanos y afroamericanos. Estos investigadores señalan: “Conseguir que las políticas educativas estén basadas en evidencias es una de las metas que se han propuesto los tomadores de decisiones en los 20 años recientes… pero las interpretaciones de los resultados de las pruebas internacionales deben hacerse con mucho más cuidado que el que tienen comúnmente quienes dictan las políticas”. Los autores hicieron un análisis detallado de los resultados de esas pruebas agrupando a los jóvenes según sus condiciones sociales, económicas y culturales; los resultados son muy distintos a los usados precipitadamente por el secretario (promedios nacionales) para hacer sus afirmaciones e impulsar sus políticas. Entre otros datos, encuentran que los jóvenes estadunidenses de los sectores económicamente desfavorecidos han presentado una mejora sustantiva y constante en los años recientes.

“Estamos seguros de esto –dicen Carnoy y Rothstein–, la peor decisión es hacer juicios basados solamente en los resultados promedio nacionales, en una sola prueba y en un solo momento, sin comparar las tendencias en diferentes pruebas que buscan medir lo mismo y sin desagregar los estudios en grupos según clase social. El análisis que hemos presentado en este informe debe prevenir a quienes toman las decisiones que deben comprender este contexto antes de sacar conclusiones de pruebas como PISA o TIMSS.”

El pasado día tres de este mes, David Brooks, corresponsal de La Jornada en Nueva York, publicó un largo reportaje que documenta la manera en que en Estados Unidos las fuerzas políticas están haciendo uso de las reformas educativas: “La ofensiva de los autoproclamados reformadores de la educación está compuesta por algunas de las fuerzas más poderosas del país, entre ellos los hombres más ricos de Estados Unidos, el gobierno federal, el sector financiero, los grandes medios y cabilderos, quienes afirman que el problema central de un sistema de enseñanza público en descomposición son los maestros de baja calidad y sus sindicatos que defienden el statu quo”. En un artículo previo, el mismo Rothstein censuró la manera como los políticos estadunidenses han hecho de los maestros un chivo expiatorio.

Si en el párrafo anterior escribimos México en vez de Estados Unidos queda perfectamente descrito el origen político de la mal llamada reforma educativa ya aprobada ¡en un mes! ¿Por qué se dieron los nuevos gobernantes de este país sólo un mes para hacer una reforma educativa de nivel constitucional? ¿Cuál fue el diagnóstico? ¿En qué información se basó? ¿Cuál fue el marco filosófico y pedagógico que la orientó? ¿Cuáles son los criterios y valores en los que se sustenta? ¿En qué espacios y con qué actores se discutió? Quienes la impulsaron y avalaron fueron los dirigentes de los partidos políticos, los organismos empresariales, las televisoras y la funesta OCDE, o más precisamente su secretario general, el señor Gurría; son ellos quienes constituyen el Estado que recupera el mando de la educación pública mexicana, son ellos quienes gobiernan a este país desde hace décadas; por eso no necesitaron más tiempo, se trata de continuar un proyecto en marcha.

“Este trabajo –advierte un documento titulado Avances en la reformas de la educación básica en México, una perspectiva desde la OCDE, publicado hace unas semanas– se publica bajo la responsabilidad del secretario general de la OCDE. Las opiniones expresadas y los argumentos empleados en este informe no necesariamente reflejan los puntos de vista de la OCDE ni de los gobiernos de los países miembros”. De modo pues que, aun cuando las reformas educativas se imponen en México apelando a la supuesta autoridad de la OCDE, quien las impulsa y avala es el señor Gurría, que acude presuroso y con mucha frecuencia a nuestro país para pontificar acerca de la educación nacional y dar instrucciones al gobierno. Además, como es sabido, estas colaboraciones de la OCDE (o de su secretario general) no obedecen a su generosidad: al país le cuestan cantidades millonarias por cuotas al organismo y por generosos pagos específicos con motivo de cada estudio y cada documento del que, además, la OCDE no se hace responsable. Un maestro de la CNTE nos hace ver cómo en este nuevo informe de la OCDE queda manifiesto que es desde ahí que se toman las decisiones en materia educativa en este país. En el mismo, podemos añadir, están omnipresentes los vicios metodológicos señalados por Carnoy y Rothstein (generalizaciones sin fundamento y falta de contextualización) y la ideología de ese organismo.

Como ocurre en casi todos los ramos de la producción material, también en el campo educativo los colonizados gobernantes y negociantes de este país desconfían de nuestras propias fuerzas para resolver los problemas nacionales; en vez de apoyar a los cuerpos de profesionales, científicos y técnicos que desarrollen sus soluciones (y en materia educativa son muchos), se someten a los dictados de los centros de poder de donde importan conocimientos, tecnología y herramientas, y con ellos un proyecto de educación y de país.

Para imprimir: USO POLÍTICO DE LOS PROBLEMAS EDUCATIVOS

La reforma educativa y la OCDE

LA REFORMA EDUCATIVA Y LA OCDE

Luis Hernández Navarro / La Jornada / 22 enero 2013

El tamaulipeco José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), tiene dotes de astrólogo. Entusiasmado por la aprobación de las reformas laboral y educativa a finales de 2012 y por las que están en puerta, declaró a la prensa: Al menos en los últimos 15 años, no habían estado los astros tan alineados como ahora para aprobar un buen número de reformas estructurales, y eso hay que aprovecharlo.

Su gusto por las predicciones no es nuevo. En 1993 profetizó ante un grupo de empresarios japoneses que el proyecto del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari duraría hasta 2012. Su conjetura no era desinteresada. Gurría formó parte de esa administración como director general del Banco Nacional de Comercio Exterior, negociador del capítulo financiero del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y, como director general de Nacional Financiera (Nafinsa).

Militante del PRI desde los 18 años, a José Ángel Gurría es fanático del libre mercado. Secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores con Ernesto Zedillo y uno de los favoritos del ex mandatario para sucederlo en Los Pinos, fue apodado el Ángel de la dependencia por su determinación de que México negociara su deuda externa con organismos financieros multilaterales y bancos extranjeros al margen de otros países deudores de América Latina que buscaban mejores condiciones de pago. Esos organismos –justificó– no vienen a darnos recetas ni imposiciones, sino a compartir su conocimiento sobre temas que analizan y estudian.

Desde junio de 2006, el Ángel de la dependencia pudo comprobar que no es lo mismo ser cantinero que borracho. Una cosa es beber las copas y otra servirlas. En esa fecha asumió por primera ocasión la secretaría general de la OCDE y pasó a compartir el conocimiento sobre los temas que analiza y estudia a los países que la integran. A partir de entonces se ha dedicado a despachar amargas recetas neoliberales a cuanto gobierno se deja. Uno de los sectores de intervención predilectos del club de países ricos es el educativo. De hecho, la reforma educativa que aprobó el Congreso de la Unión el pasado 20 de diciembre tiene el inconfundible aroma de las conclusiones del Acuerdo de Cooperación OCDE-México para Mejorar la Calidad de la Educación en las Escuelas de México, publicadas en Mejorar las escuelas: estrategias para la acción en México de 2010 y Establecimiento de un marco para la evaluación e incentivos docentes: consideraciones para México de 2011.

Uno tras otro, los puntos sobre transformaciones en el sistema de enseñanza en México anunciados por Peña Nieto en su discurso de toma de protesta como Presidente el 1º de diciembre pasado, las propuestas pedagógicas incorporadas al Pacto por México y las recientes reformas a los artículos 3 y 73 constitucionales, fueron recomendaciones de la OCDE. Es decir, los cambios al sistema educativo recientemente aprobadas por el Congreso provienen de un organismo multilateral.

No hay novedad alguna. No se trata de una excepción, sino de la regla. A pesar de que el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), impulsado por la OCDE, no toma en cuenta ni el currículo nacional ni las diferencias socioculturales y regionales, se aplica en México desde 2000. Ambiciosas proyectos pedagógicos, como la Reforma Integral a la Educación Básica y la Alianza por la Calidad de la Educación, son, en mucho, frutos de las propuestas que el club de países ricos hizo al gobierno federal en el Análisis del sistema escolar mexicano a luz de los resultados PISA de 2006.

Esta enorme influencia de la OCDE en la educación del país ha llevado a investigadores como Marcelino Guerra y Lucía Rivero a preguntarse si la SEP mudó su domicilio de la Plaza de Santo Domingo a París, ya que su sede central se encuentra en el Chateau de la Muette en esa ciudad. La revista Contralínea documentó la enorme cantidad de recursos que el país paga al organismo por sus estudios y asesoría y lo que se gasta en el traslado de funcionarios del sector educativo a las oficinas parisinas.

Lo que diferencia de las anteriores reformas los recientes cambios a la Carta Magna en materia educativa es que éstos elevan a un rango superior las propuestas de la OCDE. Los constitucionaliza. Con ello se pone un candado que cierra la puerta y evita que se dé marcha atrás en estas reformas, a pesar de su ineficacia. Ese es el caso, por ejemplo, de la evaluación magisterial.

El 23 y 24 de junio del año pasado se realizó la evaluación universal para el magisterio, basada en exámenes estandarizados. Pese a la presión de las autoridades para que los profesores participaran en ella, el resultado final fue un fracaso. Según la SEP, en todo el país sólo 264 mil 379 docentes realizaron la prueba. Presumiblemente, la cifra fue inflada. Diversos analistas consideran que los profesores que hicieron la prueba no fueron más de 150 mil. La reforma constitucional y sus futuras legislaciones secundarias abren la puerta para que esas evaluaciones se conviertan en obligatorias, para que se sancione a quienes no se sometan a ellas y para que, a partir de sus resultados, se ponga en riesgo la estabilidad laboral.

Muchos estudios y recomendaciones de la OCDE hacia México han sido fuertemente cuestionados por su falta de seriedad y dogmatismo neoliberal. Por ejemplo, Carlos Slim calificó de falsos, irracionales y mentirosos los datos difundidos por el club en su estudio sobre las telecomunicaciones. Sin mencionarlo expresamente por su nombre, el empresario mexicano dijo de José Ángel Gurría: Vienen, pontifican y se van; y cuando estuvieron a cargo de muchas responsabilidades no resolvieron los problemas que hoy plantean.

Lo mismo puede afirmarse de sus pontificaciones educativas. Sólo que ahora los legisladores elevaron a rango constitucional esas recomendaciones, a pesar de que no resolverán los problemas educativos del país. A lo mejor ellos también quieren mudar su domicilio a París.

Para reproducir: LA REFORMA EDUCATIVA Y LA OCDE