¡CASTIGO A LOS ASESINOS DE ESTUDIANTES Y MAESTROS!

LÍDER MAGISTERIAL, POR EL JUICIO POLÍTICO A AGUIRRE

El mandatario, responsable de muertes, dice

Itza Amanda Varela Huerta / La Jornada /Lunes 26 de diciembre de 2011, p. 14

Pedro Hernández, secretario de organización de la sección 9 el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación – Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, exigió que la Cámara de Diputados inicie un juicio político contra Ángel Aguirre Rivero, gobernador de Guerrero, por ser el responsable directo de la represión contra estudiantes normalistas.

Dijo que las recomendaciones que emita la Comisión Nacional de los Derechos Humanos deben señalar la responsabilidad del gobierno estatal en la muerte de estudiantes. Se debe esclarecer quién disparó y debe haber juicio para fincar responsabilidades al titular del Ejecutivo local en el asesinato de Alexis Herrera y Gabriel Echeverría, dijo.

Pedimos la destitución del gobernador, ya que no puede argumentar que desconocía la situación porque visitó la normal de Ayotzinapa en septiembre pasado y se comprometió a apoyarla. El gobernador tiene la responsabilidad directa en tanto que hizo una serie de ofrecimientos que no cumplió, aseveró el líder magisterial.

Anuncios

¡Camarada Rafa, el mejor homenaje continuar la lucha!

ASESINAN A TIROS AL PROFESOR Y LÍDER SOCIAL RAFAEL RODRÍGUEZ

Encabezaba un frente de comunidades marginadas de Oaxaca

Octavio Vélez Ascencio / Corresponsal /La Jornada / 26 de diciembre de 2011, p. 13

Oaxaca, Oax., 25 de diciembre. Rafael Vicente Rodríguez Enríquez, secretario general del Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca (FACMEO), fue asesinado a tiros por desconocidos en el municipio conurbado de Santa Lucía del Camino, el 24 de diciembre. El líder, de 46 años, fue atacado alrededor de las 3:30 horas cuando esperaba a sus familiares cerca de las oficinas de esa organización, tras asistir a la fiesta de 15 años de su sobrina.

Según fuentes policiacas, el profesor –quien participaba en el movimiento magisterial y popular aglutinado en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO)– fue atacado dentro de su auto en la esquina de las calles Río Chiquito y Sauces, colonia Bosque del Sur, cuando esperaba a su hermano y a su cuñada, quienes guardaban en el FACMEO la comida sobrante del festejo.

Al oír las detonaciones, los familiares salieron y encontraron a Rodríguez Enríquez sangrando en el piso. Lo llevaron a una clínica de la ciudad, pero no sobrevivió.

Profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y algunos simpatizantes de la APPO rindieron homenaje de cuerpo presente a Rodríguez Enríquez, quien fue secretario de organización de la sección entre 1995 y 1998.

¡Rafael, caíste, pero nunca te vendiste! y ¡Vestido de verde olivo, políticamente activo! ¡No has muerto, camarada; tu muerte, será vengada!, gritaron en el acto efectuado en la sede gremial.

En la ceremonia, Luis Fernando Canseco Girón, ex secretario general de la sección 22 (1995-1998), destacó que Rodríguez Enríquez se ganó el respeto de quienes integraron el Comité Ejecutivo por su desempeño, sencillez y firmeza en la defensa de sus convicciones. Demandó al gobierno estatal que se esclarezca el asesinato para que los agresores sean encarcelados.

Participaron también el dirigente del Movimiento Social de Izquierda en Guerrero, Ránferi Hernández; el ex secretario general de la sección 9 magisterial en el Distrito Federal Gonzalo Martínez Villagrán; Edilberto Gijón Santiago, miembro de la comisión política de la sección 22 del SNTE.

Además acudieron Gloria Manzano Sosa, Rafael, Naomi y Mario, esposa e hijos de Rodríguez Enríquez, así como sus hermanos Guillermo y Pedro Rodríguez. El cuerpo fue trasladado para ser sepultado al municipio de Santa María Zoquitlán, en la Sierra Sur, donde laboró por varios años.

La Procuraduría General de Justicia de Oaxaca lamentó el deceso y subrayó que no se descartará ninguna línea de investigación para dar con los responsables. Pidió a los ciudadanos contribuir al esclarecimiento y aportar cualquier dato al teléfono 01 800 0077 628.

La sección 22 del SNTE subrayó que éste se suma a una larga lista de crímenes contra integrantes del gremio los cuales no se han esclarecido. Exigió una investigación y se detenga la criminalización de la protesta social.

Pedro Hernández, secretario general de organización de la sección 9 del SNTE, quien participa en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, condenó el asesinato y exigió el esclarecimiento del caso. Denunció que desde el inicio de 2011 un profesor oaxaqueño se encuentra desaparecido y una maestra del istmo fue levantada sin que se tenga noticia de ellos.

Rodríguez Enríquez militó en la Coordinadora Democrática Magisterial de Oaxaca y perteneció al Frente Amplio para la Construcción del Movimiento de Liberación Nacional (FAC-MLN).

En 2002 fue detenido con Isabel Almaraz Matías, indígena zapoteca de San Agustín Loxicha, y con el estudiante universitario Pedro Castillo Aragón, por presuntamente pertenecer al Ejército Popular Revolucionario y acusados de participar en el plagio del nieto del dirigente priísta Gonzalo Rodríguez. Meses después alcanzó la libertad sin reservas por no probarse su participación en ningún delito. (Con información de Itza Varela)

La lucha continua..

TIERRA Y EDUCACIÓN, FUNDAMENTO DE LAS ESCUELAS RURALES

César Navarro/ La Jornada 27 de diciembre 2011 / Opinión

Mi hijo no era asesino, nomás fue a una escuela de pobres (La Jornada, diciembre 18), expresó la madre de uno de los dos jóvenes asesinados durante la represión gubernamental en contra de los estudiantes normalistas rurales de Ayotzinapa. Así comprendió, como muchos otros padres de familia, el tipo de escuela en la que estudiaba su hijo. Y tiene toda la razón. Las escuelas normales rurales surgieron para dar educación a los más pobres, en primer término a los jóvenes provenientes de ejidos, comunidades indígenas e hijos de maestros. El derecho y el acceso a la educación sólo pudieron hacerse efectivos para amplios sectores de la población a partir de su creación y fueron concebidas para preparar y dotar de profesores a la escuela primaria rural en expansión. Por ello, han sido parte esencial en la historia de la educación pública mexicana. La multiplicación y fortalecimiento del normalismo rural se produjo al unísono con la renovación de las luchas agrarias que conquistaron la tierra para decenas de miles campesinos e hicieron posible la fundación de escuelas públicas por todo el territorio nacional. Tierra y educación constituyen los fundamentos originarios que dieron sentido a la existencia de las normales rurales desde los años del cardenismo.

Justamente, por sus orígenes, orientación y composición social, con el paso del tiempo y las regresiones impuestas en la educación pública, las normales rurales se convirtieron en las instituciones más asediadas del sistema educativo por los sucesivos gobiernos del país. Ninguna otra institución educativa ha debido enfrentar y resistir las políticas de exterminio diseñadas desde el propio poder estatal. El número de escuelas y su matrícula han ido decreciendo y la tentación para extinguirlas siempre ha estado presente. Uno de los golpes más lesivos al normalismo rural se registró durante el gobierno de Díaz Ordaz. Como secuela del movimiento estudiantil de 68 y la huelga de los normalistas del año siguiente, fueron clausuradas de un solo tajo más de la mitad de las normales rurales y se eliminó la enseñanza secundaria dentro de estas instituciones. De más de una treintena de escuelas existentes, solamente subsistieron 17; en tanto otras dos más serían cerradas en años recientes: Mactumactzá, en Chiapas, y El Mexe, en Hidalgo.

Las recurrentes movilizaciones desplegadas por los normalistas rurales a lo largo del país son expresión de una larga y tenaz resistencia para preservar sus centros escolares y el derecho a la educación para otros como ellos. Sin embargo, sus demandas y reclamos educativos, regularmente tienen como respuesta gubernamental la amenaza del cierre de sus escuelas, medidas autoritarias y, en no pocos casos, su persecución y represión: Ayotzinapa constituye el ejemplo más reciente del trato del poder público hacia estas comunidades estudiantiles.

Por tanto, no es de extrañar que las rurales caminen al filo de la sobrevivencia. La apuesta de las autoridades educativas ha sido su abandono y el consiguiente deterioro de su vida académica e institucional. No es casual que las movilizaciones estudiantiles de las normales rurales del país, como en el caso de Ayotzinapa, enarbolen demandas similares: rechazo a la disminución de la matrícula, preservación del sistema de internado, fortalecimiento de la vida académica y de las condiciones de estudio, mantener su sistema de trabajo-estudio, mejoramiento de la infraestructura y equipamiento escolar, dormitorios, servicios sanitarios y comedores dignos, aumento a la beca alimentaria para no seguir padeciendo el hambre de siempre y dotación de plazas de trabajo docente para los maestros egresados de sus escuelas, entre otras.

A su vez, las recientes reformas pactadas entre el gobierno de la derecha y la dirigente vitalicia del SNTE tienen entre sus propósitos cardinales la extinción de los centros públicos de formación de maestros, especialmente del normalismo rural. La imposición del concurso para ingresar al servicio docente a los egresados de estas instituciones significa desmantelar la histórica articulación de las normales públicas con el sistema educativo nacional y la cancelación de la política educativa adoptada por el Estado mexicano para integrar al magisterio a los profesores formados en ellas. Mientras por otra parte se alienta la proliferación de las escuelas normales privadas y se promueve la inserción de sus egresados dentro de la escuela pública y, además, el gobierno habilita como profesores comunitarios-Conafe a muchachos de secundaria para no abrir plazas a los normalistas rurales.

Para miles de jóvenes normalistas y las comunidades campesinas e indígenas de las que son parte, las normales rurales constituyen una de las pocas herencias sociales que aún preservan y de la que no quieren ser expropiados. Por eso resisten y las defienden.

Apoyo internacional a Ayotzinapa

Vancouver, Canadá, 13 de diciembre de 2011.

 Felipe Calderón Hinojosa

Presidente de la República Mexicana

At´n Ángel Aguirre Rivero

Gobernador del Estado de Guerrero

Sr. Presidente,  por este medio expresamos nuestra indignación ante el asesinato de los estudiantes normalistas, Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, ocurrido el día 12 de diciembre en Chilpancingo, Guerrero. Los estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, junto con muchos de sus compañeros, ejercían su  legítimo derecho a manifestarse por mejores condiciones para la educación, y fueron brutalmente reprimidos.

Nos parece alarmante,  que los jóvenes además de carecer de oportunidades, sean sitiados y reprimidos por la policía municipal, estatal y el ejército, simplemente por exigir mejores condiciones para la escuela pública.

Las organizaciones sociales y sindicales de los países americanos, integrantes de la Red Social para la Educación Pública en América (Red SEPA), hacemos un llamado de atención y exigimos se haga justicia para los estudiantes asesinados, esperando su intervención inmediata en la situación y el pronto esclarecimiento de los hechos. En cada uno de nuestros países estaremos evaluando que pasos tomar para socializar entre el público este serio acto de violencia contra el estudiantado mexicano

Reiteramos también la necesidad de que se garanticen los derechos humanos y sociales, así mismo exigimos no haya persecución política contra los jóvenes, y se garanticen  un ambiente de seguridad para los estudiantes, y las organizaciones sociales que los apoyan.

Atentamente

“Por una educación del pueblo y para los pueblos”

Steve Stewart

Secretario Técnico

Comité Coordinador

Mariana Pallasco                                                           Eduardo Pereyra

Coordinadora Región Andina                                              Coordinador Región

UNE ECUADOR                                                                       CTERA ARGENTINA

                Fanny Sequeira Mata                                                             Fátima Aparecida da Silva

          Coordinadora Centroamérica                                             Coordinadora Región Brasil

                      S E C- FOMCA                                                                          CNTE Brasil

                     Marvin Andall                                                                   Larry Kuehn

       Coordinador Región de El Caribe                                           Coordinador Región Norteamérica

         Unión Caribeña de Maestros                                       Federación Magisterial de Columbia Británica

Red Continental de Investigación Educativa

Maria de la Luz Arriaga. México

Edgar Isch Ecuador

Maria Trejos–  Costa Rica

José Ramos Perú

Red Continental de Educadores Indígenas

Guillermo Chen.  Guatemala

Organización Caribeña Latinoamericana de Estudiantes – OCLAE

Reinier Limonta Montero – Cuba

c.c.p. Sr. Felipe González, Presidente

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

cidhdenuncias@oas.org

¡Ni perdon ni olvido, castigo a los culpables!

Carta de Héctor Bonilla sobre Ayotzinapa

Ciudad de México, 13 de diciembre de 2011

A la opinión pública.

En vista de los acontecimientos suscitados el lunes 12 del presente en el estado de Guerrero, en los que perdieron la vida los estudiantes Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, me permito manifestar lo siguiente:

Mi padre, Rodolfo A. Bonilla Cortés, fundó la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero. Surgidos de las primeras generaciones de sus alumnos, un grupo constituyó la Sociedad de Copreros, que luchó por defender los derechos de sus compañeros. Entre ellos puedo mencionar a Florencio Encarnación Ursúa.

Años después, Genaro Vázquez Rojas, egresado de la Normal, tras haber intentado inútilmente por todos los medios legales obtener justicia para los campesinos, para los maestros, para su comunidad, pasó a la clandestinidad y a la guerrilla. El mismo camino siguió otro exalumno, Lucio Cabañas.

Ambos perdieron la vida buscando justicia.

El “estilo” de gobierno que ejerció Figueroa, al frente del estado de Guerrero, se sigue dando entre compadrazgos y corruptelas. Cómo no pensar que están seguros de que se puede matar impunemente, si los familiares de Genaro siguen siendo acosados, si Elba Esther Gordillo habla de desaparecer las Normales rurales porque son “focos de insurrección”.

La verdadera EDUCACIÓN nos enseña a defender nuestros derechos.

Cabe mencionar el espléndido documento que elaboró Juan Sarabia en las tinajas de San Juan de Ulúa, acusado de sedición por la dictadura porfirista, en el que aclara que la Constitución – de 1857 – prevé tomar las armas para defender a la Patria cuando se han agotado todos los recursos.

Urge que la sociedad civil sea más participativa, más crítica.

Urge evitar usar a los muertos con fines políticos o con los oscuros fines del narcotráfico.

Urge exigir que aparezcan los autores materiales e intelectuales de los asesinatos y que sean juzgados y condenados.

Héctor Bonilla

32 Aniversario de la CNTE

PRESENTACION DEL LIBRO

“Siembra de concreto, cosecha de ira”

por su autor Luis Hernández Navarro, Paco Ignacio Taibo II,

Silvia Ribeiro y Pedro Hernández Morales.

17 / diciembre / 12:00 hrs

Auditorio “15 de mayo”

BELISARIO DOMINGUEZ 32, COL. CENTRO

*La “Brigada para leer en libertad” y la Fundación Rosa Luxemburgo obsequiara el libro a los asistentes

Después de la presentación Asamblea Nacional de la CNTE

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!