10 para los que participaron

REALIZAN MIEMBROS DE LA CNTE

CADENA HUMANA

De la Escuela Nacional de Maestros hasta el Metro San Cosme expusieron sus demandas

Rechazan ser evaluados con criterios neoliberales por personajes corruptos; piden condiciones decorosas

Laura Poy Solano

La Jornada /26 de febrero de 2012, p. 37

Con pancartas y mantas, profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) formaron una cadena humana para rechazar la evaluación universal, la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) y en defensa de la educación pública.

Sin obstruir el paso de vehículos ni transeúntes, cientos de maestros se ubicaron en el camellón central de avenida San Cosme, desde las inmediaciones de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros hasta el Metro San Cosme, para informar los motivos por los que se oponen a la ACE, suscrita en mayo de 2008 por el presidente Felipe Calderón y la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales.

Con leyendas como ¡Quiero evaluación, pero no inquisición!, Examen a Gordillo y Calderón, Por la defensa de la plaza de base, cientos de docentes de educación primaria, prescolar y especial de la sección 9 del gremio magisterial corearon consignas contra la ACE y la cúpula charra del sindicato.

Con altavoces los profesores informaron sobre las recientes movilizaciones que convocaron a miles de maestros en la capital del país para exigir al gobierno calderonista abonar su proyecto de privatización de la educación pública y demandar mayores recursos para mejorar el mobiliario, sanitarios, aulas e insumos que se requieren para millones de alumnos.

No buscamos molestar ni entorpecer sus actividades cotidianas, pero la defensa de la educación es una lucha no sólo de los maestros. Necesitamos a los padres de familia, pero también a todos aquellos que alguna vez pasaron por las aulas de una escuela pública y recibieron una formación de calidad, insistían docentes inconformes.

Julio, uno de los profesores asistentes al acto de protesta, aseguró que no estamos en contra de ser evaluados, pero no bajo los mecanismos neoliberales de la derecha ni por personajes tan corruptos como Calderón y Gordillo. Queremos tener seguridad en el empleo y un salario justo, pero también que existan condiciones decorosas para llevar a cabo la tarea educativa.

En entrevista, Francisco Bravo, secretario general disidente de la sección 9, informó que los ciudadanos deben conocer por qué tenemos que salir a las calles, pues no somos un grupo de docentes que no quieren trabajar; al contrario, porque queremos ser mejores profesores y garantizar una educación de calidad no vamos a permitir que continúe un modelo privatizador como la ACE.

Entre decenas de automovilistas que apoyaban las protestas haciendo sonar el claxon de sus vehículos, aseguró que continuarán con distintas movilizaciones y jornadas informativas, que incluyen la convocatoria para el 3 de marzo a una clase pública por la defensa de la educación y la democracia, la cual se realizará en el Zócalo capitalino.

Anuncios

EVALUACIÓN A De panzazo

En su cartelera, La Jornada presenta el “documental” de la siguiente manera (¿se necesitan mas comentarios?):

De panzazo:

Only For The Money, de Juan Carlos Rulfo (México, 2012) con Carlos Loret de Mola, Elba Esther Gordillo y la niñez mexicana. 80 min. B Documental sobre el sistema educativo, que solapa la determinante aportación de Televisa al analfabetismo funcional de los menores. Para vomitar.

DE PANZAZO

O CÓMO TRIVIALIZAR LA EDUCACIÓN

Hugo Casanova Cardiel La Jornada 25 febrero 2012 p-31

A pesar de la explícita intención de reflejar la realidad del sistema educativo de México, en el documental De panzazo la complejidad educativa nacional queda reducida a su mínima expresión. Las potencialidades del documental como lenguaje cinematográfico, así como su intrínseco valor informativo se ven malogradas por un trabajo que, lejos de ofrecer una visión consistente de la educación, presenta un discurso efectista y una interpretación inexacta.

En el documental imperan las generalizaciones y de manera indistinta se habla de la educación o del sistema educativo, como si los niveles que abarcan de prescolar a posgrado cupieran en un mismo cajón, o como si los estudiantes, maestros y directivos pudieran ser agrupados sin importar su adscripción institucional y regional. En el tratamiento de los mexicanos se alude a un concepto sin fisuras, en el que no existen diferencias sociales o laborales (no importa si el niño desayunó o no lo hizo y si los padres tienen o no trabajo). Tampoco existe distinción alguna sobre el capital cultural como factor directamente asociado al logro escolar de niños y jóvenes. Así, la obra está permeada de ideas del tipo todos los mexicanos contamos con las mismas oportunidades para educarnos o el que no estudia es porque no quiere.

También se advierte la ausencia de temas cruciales para la comprensión del fenómeno educativo, tales como el uso mayormente demagógico de la evaluación, la insuficiencia de los exámenes estandarizados (Pisa y Enlace) como instrumentos para generar comparaciones válidas, o las cambiantes estrategias gubernamentales que durante los años recientes han cuestionado el papel de la educación como bien público.

La educación en México es un territorio de contrastes y al lado de sus graves problemas también pueden apreciarse condiciones de logro. En tal sentido, resulta paradójico que un trabajo que hace gala de su vocación informativa carezca de referencias exitosas que podrían configurar una interpretación más fiel. Porqué no hablar de los estudiantes que en condiciones adversas viajan por horas con la indeclinable voluntad de atender sus clases; o de los estudiantes que, habiendo culminado sus estudios en el sistema educativo mexicano, acuden a prestigiadas universidades de las llamadas de clase mundial; o de los maestros que cubren con honor su encargo social y se entregan cada día a la formación rigurosa de niños y jóvenes; o de las madres y padres que independientemente de sus condiciones económicas o su formación académica, colaboran con sus hijos.

El tratamiento a quienes asisten al documental es por demás cuestionable, pues en lugar de ser tratados como ciudadanos que de manera voluntaria y generosa acuden a una propuesta cinematográfica, son provistos de unas papeletas de colores y sumados casi en automático al proyecto que rodea al documental. Reconociendo el absoluto derecho de todos los mexicanos a participar en la discusión de los problemas del país, resulta sorprendente el afán de los realizadores del documental por encabezar una campaña que enfrente la crisis de la educación en México. En breve, ni la asociación civil que lo anima, ni el entorno empresarial que lo patrocina, cuentan con la autoridad o atributos intelectuales para una tarea de tales dimensiones.

El pretendido liderazgo resulta todavía más incomprensible pues los realizadores del documental, estrechamente relacionados con el poder mediático del país, omiten toda referencia al papel de la televisora con mayor arraigo en nuestro país y que por años ha ejercido un deplorable papel en la formación de los mexicanos a través de sus noticiarios, de sus programas de diversión o cultura; e incluso, a través de las telenovelas, ya definidas hace unos meses por el titular de la SEP como poderoso instrumento educativo (La Jornada, 18/03/2011).

Sin embargo, uno de los grandes silencios del documental es la relación de la maestra Gordillo con dos personajes centrales de la vida nacional: Felipe Calderón y Emilio Azcárraga Jean. Cómo explicar la presencia de la dirigente en el proceso electoral de 2006 y los ulteriores beneficios que obtuvo en posiciones clave del gobierno federal, así como su papel central en la llamada Alianza para la Calidad Educativa en 2008. Y cómo entender los convenios de la cúpula del SNTE con Televisa, el más reciente Todo el mundo cree que sabe, presentado como una apuesta por la educación de calidad y para el cual el sindicato aportó 150 millones de pesos ¿No es pertinente esa información? ¿En qué medida los graves problemas de la educación nacional han estado relacionados con el arreglo de las elites sindical, político y empresarial?

De cara al momento que vive México, es cada vez más urgente que la problemática educativa sea atendida desde una óptica que valore su complejidad y articulación con los grandes problemas de la sociedad. Ello demanda la participación de esos ciudadanos calificados y comprometidos que el sistema educativo mexicano ha logrado formar a lo largo de su historia.

Artículo de la Jornada

MAESTROS: EDUCADORES,

NO INSTRUCTORES ANODINOS

Manuel Pérez Rocha /La Jornada 23 febrero 2012

“Puede un maestro de primaria o secundaria dejar de ser educador? La pregunta es necesaria porque las políticas actuales de la SEP hacen de los maestros meros instructores. Para la SEP, y sus economistas asesores de la OCDE y del organismo privado Mexicanos Primero, buen maestro es aquel que logra que sus estudiantes respondan acertadamente a las preguntas de los exámenes estandarizados (Enlace, de la SEP, y PISA, de la OCDE). En consecuencia, la evaluación de los maestros la reducen a medir los resultados que sus estudiantes obtienen en esos exámenes y a aplicar exámenes también estandarizados a los propios maestros. Suponen que para el éxito del maestro en esa tarea es necesario y suficiente que él, o ella, tenga conocimientos de las materias que enseña y de los métodos de enseñanza apropiados; en consecuencia, la evaluación universal que pretenden aplicarles se centra en esos dos campos: conocimiento de la materia que han de enseñar y conocimiento de métodos de enseñanza.

Quienes se ocupan responsablemente de la educación saben que ésta no se reduce a la instrucción: en la educación son determinantes aspectos formativos como la motivación, las actitudes, el desarrollo del carácter, los valores morales y sociales. Quizá en los niveles superiores del sistema escolar (posgrados) puedan darse por resueltos algunos aspectos formativos de la educación, pero en la educación básica es esencial dar la mayor importancia a estos elementos formativos, pues de su desarrollo depende incluso la instrucción que se imparte en este nivel.

Es indudable que los niños y jóvenes estudiantes necesitan adquirir conocimientos, pero es falso que para ello sea suficiente que los maestros tengan conocimientos y sean diestros en el manejo de métodos didácticos. Lo esencial es que los maestros logren que los estudiantes deseen adquirir conocimientos, y que sean capaces de guiarlos en el trabajo de obtenerlos. Las actuales políticas de la SEP reducen a maestros y estudiantes a la categoría de máquinas que almacenan y transmiten conocimientos. Se trata de una visión cibernética e industrial, deshumanizada, implantada por la vía del soborno: si un maestro no se desempeña eficientemente como generador de competencias, para triunfar ellos y sus estudiantes en los exámenes estandarizados, padece consecuencias económicas en la llamada Carrera Magisterial. La única motivación prevista es el dinero. Los maestros, además de simples máquinas enseñantes, son reducidos a la condición de mendicantes o codiciosos.

Hay una distancia enorme entre esta limitada y empobrecida concepción de la educación, los educandos y los educadores, y la que inspiró a la educación mexicana en sus magníficos momentos de finales del siglo XIX y las primeras décadas del siguiente. Como muestra véanse los conceptos de educación, alumno y maestro que expresó el ilustre educador colimense Gregorio Torres Quintero (1866-1934): El maestro tiene por tarea esencial desarrollar el respeto y el amor a la verdad, la reflexión personal, los hábitos de libre examen al mismo tiempo que el espíritu de tolerancia; el sentimiento del derecho de la personal humana y de la dignidad, la conciencia de la responsabilidad individual al mismo tiempo que el sentimiento de la justicia y de la solidaridad sociales, y la adhesión al régimen democrático y a la República.

José Vasconcelos advertía acertadamente: La escuela conforma el desarrollo del niño, y vale más que así se reconozca y que no nos engañemos en neutralidades fingidas o ingenuas. De lo contrario, caeremos en un fariseísmo que no por llamarse nuevo resulta menos parecido al fariseísmo tradicional.

Carlos A. Carrillo, notable y prolífico pedagogo veracruzano (1855-1903), añadía la dimensión social de la tarea docente: “El maestro ha de ser el primero en ejercer este ministerio de persuasión… a él le toca inspirar a las familia de sus alumnos, y a todo el vecindario en cuyo seno está, un amor vivo a la instrucción y un deseo serio de que sus hijos no carezcan de ella, porque es formarse idea tristísima de un maestro el considerarlo como un hombre reducido al mundo de los niños, cuyo horizonte no se extiende fuera de la escuela, cuya influencia no traspasa los muros de su clase, cuando debe dilatarse y dejarse sentir en todos los hogares, porque el maestro ideal, el maestro cuya figura radiante tengo presente ante mi mente, debe ser el alma moral de la comunidad en que reside, el corazón cuyo latido se sienta en todas partes…”

La doctora Elsie Rockwell, prestigiada educadora mexicana del Departamento de Investigación Educativa del Cinvestav, en su antología titulada Ser maestro, estudios sobre el trabajo docente, recoge valiosos materiales de educadores de diversos países y concluye: “El trabajo de maestro de educación básica es distinto a cualquier otro. Por mucho que se haya comparado al del obrero o del campesino, al del misionero o del burócrata, lo cierto es que trabajar con 30 o más alumnos dentro de un aula para enseñarles los elementos culturales considerados básicos tiene características únicas. Las experiencias ‘frente a grupo’ son continuas e ineludibles. A diferencia de lo que ocurre en otros casos, la docencia requiere un esfuerzo sostenido, tanto afectivo y físico como intelectual, durante toda la jornada laboral. Responder a un grupo de alumnos puede requerir todos los recursos de que dispone un maestro: sus conocimientos profesionales así como capacidades obtenidas en diversos ámbitos de su vida. Como actividad fundamental social que es, ser maestro implica establecer constantemente relaciones con otros: alumnos, padres, autoridades y colegas”.

¿Puede evaluarse una tarea tan trascendente, compleja y difícil, que se desarrolla en el variado y rico mosaico social y cultural del país, con pruebas estandarizadas elaboradas en las oficinas centrales de la SEP? ¿Qué efecto tendrá en la educación mexicana este afán de control centralizado? Es urgente formular un proyecto alternativo de evaluación del magisterio sustentado en esas relaciones sociales que el maestro debe establecer con los alumnos, padres, autoridades y colegas.

Nota de la Jornada

INCUMPLE LA SEP METAS PARA RESCATAR ESCUELAS

DE EDUCACIÓN BÁSICA REZAGADAS

Detecta la ASF que no se realizaron diagnósticos sobre la condición de planteles

Los centros en mal estado serían atendidos por Inifed y Conafe, aduce la secretaría

Roberto Garduño

La Jornada /26 de febrero de 2012, p. 3

En la revisión que realizó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al gobierno federal en torno a la Cuenta Pública 2010 se detectó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) incumplió su compromiso de atender las 33 mil 455 escuelas de educación básica que se encuentran en estado malo y pésimo en materia de infraestructura.

La SEP no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a las acciones de infraestructura física y equipamiento en escuelas de educación básica, como se precisa en los resultados que se presentan en el apartado correspondiente de este informe, donde destacan la carencia de un diagnóstico actualizado sobre las condiciones físicas de dichos centros educativos, la falta de avances en ese rubro en torno a los planteles que tenían equipo en mal o pésimo estado, y el redireccionamiento de los recursos aprobados para el equipamiento de las escuelas de educación básica hacia la gestión y supervisión escolares, la conexión y transmisión de televisión educativa y el pago de adeudos correspondientes al ejercicio fiscal 2009.

Deslindes

En el año 2010 la secretaría no atendió planteles con acciones dirigidas a la infraestructura, pues se argumentó que los miles de planteles en pésimo estado serían atendidos por el Instituto Nacional de la Infraestructura Educativa (Inifed) y el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), y ambas instancias no actuaron para resolver los problemas de esos espacios.

A tal circunstancia se sumó que la SEP fungió como coordinadora de sector, por lo que distribuyó y organizó las acciones de ambos organismos.

Para aquel año, la secretaría tampoco contó con un diagnóstico para conocer el estado de la infraestructura física y el equipamiento de los 198 mil 896 centros educativos de nivel básico.

Precisamente en 2010 la dependencia programó sus acciones con base en un cuestionario aplicado en 2007 a 161 mil 858 escuelas públicas de educación básica, cifra que representó el 81 por ciento de las existentes.

“Respecto del equipamiento de los planteles, en la Alianza por la Calidad de la Educación se estableció la meta de atender en el periodo 2008-2012 a 14 mil 529 primarias y secundarias cuyo equipo se encontraba en estado malo y pésimo –cifra que se tradujo en el 7.3 por ciento de las 198 mil 896 escuelas públicas existentes en 2010, sin considerar el nivel preescolar, porque la SEP determinó que las escuelas de ese nivel educativo requerían otro tipo de equipamiento, sin precisar cuál era ni los criterios y las acciones para su atención”, expuso la auditoría.

Por entonces la SEP operó cuatro programas presupuestarios relacionados con dicho aspecto: Enciclomedia, Habilidades Digitales para Todos, Equipamiento de Escuelas de Educación Básica y Equipamiento de Escuelas de Educación Básica a nivel nacional (Ampliación), “los cuales consideraron criterios de abastecimiento distintos a los establecidos en la Alianza por la Calidad de la Educación en cuanto a mobiliario, por lo que para ese año no se registraron avances en la meta de surtir en 2012 a 14 mil 529 escuelas con infraestructura en malo o pésimo estado… la dependencia no estableció objetivos en materia de cobertura, ni acreditó las acciones relacionadas con el aprovisionamiento de los centros escolares.”

Basta recordar que en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2007-2012 se reconocían como principales rezagos del sistema educativo nacional las desigualdades en la infraestructura.

Al conformarse dicho plan, 14 por ciento de las primarias presentaba cuarteaduras en sus edificaciones; en secundaria, sólo la mitad de los planteles se encontraba en estado óptimo; únicamente 40 por ciento de los centros de estudio contaban con salón de cómputo y biblioteca, y la proporción de escuelas con laboratorios de física, química y biología es todavía menor.

Apunta a tu escuela 3 de marzo en el Zócalo

CONVOCATORIA

3ª Jornada Pedagógica en el Zócalo de la Cd. de México

“Una clase por la defensa de la educación pública y la democracia”

PROPÓSITO.

Socializar las experiencias pedagógicas-culturales renovadoras entre alumnos, profesores y padres de familia, en el marco de la defensa de la educación, por el derecho al trabajo, la democratización del SNTE y del país; como estrategia para generar un amplio consenso social de respaldo a la lucha.

ESTRATEGIA.

Esta actividad se concibe como una expresión del trabajo y del proceso de organización y lucha del magisterio de base, por ello, es preciso comprometer a cada escuela identificada con el Movimiento Democrático a que garanticen: la asistencia de por lo menos 40 alumnos y sus respectivos padres de familia (un autobús); la asistencia de un equipo de docentes y la realización de un taller o la presentación de una actividad artística.

ESQUEMA GENERAL DE LA JORNADA.

I.- LUGAR Y FECHA:

FECHA: 3 DE MARZO DE 2012

HORARIO: A PARTIR DE LAS 10:00 HRS

LUGAR: ZOCALO DE LA CIUDADDEMEXICO

II.-ESTRUCTURA GENERAL DE LA 3ª JORNADA PEDAGOGICA.

  1. PROGRAMA ARTISTICO Y CULTURAL (con la participación de artistas y grupos solidarios, así como grupos de niños y maestros que deseen presentar números artísticos breves)
  2. TALLERES PARA NIÑOS, JOVENES, PADRES DE FAMILIA Y DOCENTES
  3. EVENTOS ACADEMICOS: PRESENTACIÓN DE LIBROS Y REVISTAS, CONFERENCIAS Y MESAS DE DEBATE, PRESENTACION DE PROYECTOS EDUCATIVOS INNOVADORES, EXPOSICIONES DE FOTOS, VIDEOS, PERIODICOS MURALES DE EXPERIENCIAS EDUCATIVAS INNOVADORAS.
  4. EXHIBICIÓN Y VENTA DE LIBROS, REVISTAS EDUCATIVAS, MATERIAL DIDÁCTICO.
  5. ESPACIO DE DESARROLLO FISICO Y ESTETICO.
  6. ESPACIO DE SALUD Y NUTRICION ESCOLAR.
  7. ESPACIO DE ORGANIZACIONES SOCIALES

CONVOCATORIA

Se convoca a los docentes y padres de familia a inscribir a sus escuelas para su participación en la 3ª Jornada Pedagógica al correo urama@prodigy.net.mx o al teléfono 55 29 42 87, especificando si participarán con un taller (anexo formato), con una presentación artística, con su proyecto educativo, con actividades lúdicas o solo como asistentes. La fecha límite de inscripción será el 27 de febrero para quedar incluidos en el programa del evento.

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

Comité Ejecutivo Seccional Democrático

Para imprimir:

Convocatoria 3a Jornada

formato talleres