Artículo publicado en la Jornada

ENLACE: FRACASO EDUCATIVO DE CALDERÓN

Martha de Jesús López Aguilar*  La Jornada 5/junio/2012

A siete años de aplicar la Evaluación Nacional del Logro Académico en los Centros Escolares (Enlace), ni fue evaluación nacional ni tuvo logros académicos, al incumplir el objetivo propuesto de ser un instrumento diagnóstico-formativo que permitiera a los alumnos evaluados y a sus docentes reforzar y mejorar sus habilidades y conocimientos. La SEP y el INEE sólo se limitaron a dar información de los resultados, estableciendo una comparación entre países, estados, municipios, escuelas, maestros y alumnos. Su aplicación sirvió para ocultar el fracaso de una reforma curricular que no generó ninguna mejora en el aprendizaje de los alumnos. Durante estos años, en promedio los datos obtenidos fueron los mismos: 85 por ciento de estudiantes de escuelas públicas se ubicó entre insuficiente y elemental.

Estos datos sirvieron para descalificar escuelas públicas, lo que motivó que las empresas privadas pudieran intervenir en las reformas educativas promovidas por los priístas y panistas, a través del pacto político-electoral entre Felipe Calderón y Elba Esther Gordillo llamado Alianza por la Calidad Educativa (ACE), que fortaleció su poder, suplantando funciones de la SEP, acelerando la catástrofe educativa.

Desde 2006, Enlace no se ha aplicado en Oaxaca y Michoacán. Para 2012 su rechazo va en aumento. En el marco de la jornada de lucha de la CNTE, además se han sumado a su cancelación Guerrero y Chiapas, en paro indefinido. En el DF, Tlaxcala, Zacatecas, San Luis Potosí y otras entidades, decenas de escuelas con el consenso de padres y maestros no aplicarán Enlace.

Investigadores y maestros han señalado reiteradamente que debe cancelarse porque es un instrumento defectuoso de medición, los reactivos son ambiguos, erróneos, descontextualizados, atemporales, con datos irrelevantes.

Su contenido es inapropiado; la información es sesgada; las lecturas son amplias y complejas; su aplicación es apresurada; contiene gran cantidad de preguntas con diferente grado de dificultad, cuyas respuestas podrían ser una o más; la calibración es insuficiente y no responde a condiciones técnicas. Por el abuso en la aplicación de exámenes estandarizados, los alumnos y maestros padecen estrés y desinterés. Es un trámite doloroso: se presentan malestares antes, durante y después del examen.

Por su carácter estandarizado, no toma en cuenta las diferencias de contexto social, regional, geográfico. Es un instrumento hegemónico, subordinante, excluyente, homogeneizante, discriminatorio, inequitativo e injusto, que funciona como instrumento de selección y clasificación. Se profundiza la segregación de escuelas pobres para niños pobres otorgándoles menos recursos.

Ignora el contexto social adverso para millones de estudiantes: aumento de pobreza, desempleo, trabajo infantil, desnutrición, migración, desintegración familiar, abandono de infantes, violencia, narcotráfico, militarización y corrupción. Estos factores repercuten en el estado anímico de niños y jóvenes.

Es una prueba antipedagógica. Está vinculada al enfoque conductista, promueve la práctica verbalista y memorista mediante definiciones, procedimientos y datos exactos, sin congruencia con los planes y programas de estudio, sin sentido ni nexos en el pensamiento y vida de los estudiantes, anulando su curiosidad, creatividad, razonamiento y juicio moral.

La intención de mantener arbitrariamente Enlace lleva al despilfarro de miles de millones de pesos beneficiando a las empresas que elaboran dichas pruebas. Se promueven estímulos económicos por obtener un alto puntaje entre docentes y escuelas, propiciando la corrupción como la venta de la prueba Enlace (que va de mil a 12 mil pesos) que se pretende aplicar del 4 al 8 de junio de 2012 a más de 15 millones de alumnos. Hecho denunciado por la CNTE ante el subsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila, entregándole copias, que fueron difundidas en las redes sociales y que el titular de la SEP se limitó a señalar que pudieron darse filtraciones.

La perversidad del sistema de estímulos sustentado en obtener un alto puntaje, hará del trabajo educativo, una labor mercantilista, basada en la competencia, aniquilando su esencia humanista, así como la solidaridad y compañerismo entre los docentes. Los estímulos pretenden acallar la inconformidad a la imposición de la ACE, a través de continuar avanzando con la Evaluación Universal, pues cuenta hasta 50 puntos. Se pretende acabar con la seguridad en el empleo de los docentes, justificando el despido si se obtienen bajos resultados, como ha dicho la OCDE.

Ante la actitud unilateral y autoritaria del gobierno calderonista asociado con Elba Esther Gordillo y la agonía de su sexenio y su contribución a la crisis del sistema educativo, los maestros tienen el reto, junto con la sociedad, de definir propuestas dirigidas a la transformación educativa de México. Para ello se requiere la realización de foros y congresos regionales y estatales de análisis y debate que confluyan en un congreso nacional educativo y sean parte del proyecto de país que anhelamos los mexicanos y se concrete en la plataforma del próximo gobierno.

* Profesora normalista de la sección 9, SNTE-CNTE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s