¡Presos políticos, LIBERTAD!

ATANDO CABOSarton2406

En estos días de disfrutar el mundial se observa, al mismo tiempo, cómo los poderes fácticos aprovechan tal coyuntura para sacar jugo a diversos aspectos de la realidad.

Brasil, como se sabe, es para México rival en varios rubros: en lo económico, político, deportivo, cultural. Es el modelo Latinoamericano opuesto al mexicano. Es el ejemplo tangible de lo realizable, del progreso de un pueblo, sin menoscabo de principios, soberanía y dignidad.

Económicamente, Brasil es potencia autosuficiente, creando industria propia (militar, agrícola, minera, etc.); en lo deportivo su avance es notable, reflejado en los juegos panamericanos y olímpicos. Ya no se diga en el fútbol.

De ahí viene la explicación del porqué la exagerada nota que realizan los medios televisivos a las protestas por la realización del mundial.

Se realiza una marcada alegoría al movimiento anarquista de Brasil, mientras en México se le sataniza, encarcela y relaciona con partidos políticos o con el Magisterio Democrático. Ironías muy palpables de esta historia, y luego viene el mesianismo mediático. La locura por el destino que tendrá un encuentro entre ambas selecciones, como si fuera el encuentro de dos titanes intergalácticos, casi en confrontación al final del mundo, un encuentro de semidioses del olimpo. Casi definiendo el resultado, el futuro de un país. Todo se paraliza, la enajenación y el no análisis hacen embriagar el sentido común.

El fútbol, en efecto, es endemoniadamente hermoso, divino. Enaltece todos los sentidos. Lástima que se le dé uso de circo romano moderno. Se extrañan los escritos, las reflexiones y notas de los intelectuales del fútbol como César Luis Menotti, Valdano, Villoro y Galeano.

Se aprovecha para, en tanto, sacar adelante las reformas, seguir la ruta de una mayor centralización del uso del poder federal, poder omnímodo de centralizar la educación, la fuerza policiaca, las elecciones con el INE; pulverizar en la práctica la vida democrática municipal, estatal, volverla dependiente del control férreo de la élite que gobierna. El gatopardismo regresó al poder. Tal vez para quedarse mucho tiempo, más poderoso y soberbio que nunca, con menos fricciones y contradicciones internas. Y la izquierda y fuerzas progresistas cada vez más dispersas, fraccionadas y en marasmo.

La patria en estas fechas recibe los últimos mazazos que arrebatan reductos de conquistas históricas. Adiós al petróleo, el cual en abstracto siempre fue de los mexicanos. La libertad se diluye en el aceite disfrazado de coñac. La vendimia de la patria está como en venta de garaje: al mejor postor.

En tanto, la pelota rueda al ras del césped. A Brasil se le arrebata un empate con sabor a campeonato. Y los corifeos se escuchan en cualquier rincón, en alud para ensalzar lo subjetivo.

El futbol para algo sirve: mediatiza, enajena. Ese es el mal uso que los poderosos le otorgan. Se le arrebata su originalidad, se despoja a tal deporte del placer que contiene jugarlo, por el simple hecho de hacerlo. La comercialización excesiva lo convierte en un fetiche para uso a conveniencia. Las piernas se vuelven oro molido. Son esclavas modernas vendidas al mejor postor.

¿A quién le importa que al ex dirigente del PRI en el D.F. le guste convertir al sexo en basura reciclada? ¿Qué importa que el gobernador de Michoacán quede evidenciado por sus nexos oscuros?

¿A quién le interesa que Televisa, la OCDE y el sector empresarial (Coparmex) tengan firmes intereses de destruir a la CNTE por una parte y, por la otra, descreditar al poder estatal en Oaxaca, para volver por sus fueros el PRI en las futuras elecciones?

Acaso ¿Eran, o son, casualidad los ataques furibundos en las mesas de análisis, en los reportajes, en las notas periodísticas, de todo lo que acontece en Oaxaca y en el magisterio?

¿Serán casualidad las notas sobre bullying, los fallecimientos por negligencia en hospitales, los anuncios sobre donación de recursos a la educación Pintada? Nada es al azar. Hay una conexión implícita en todo. Habría que retomar para ello el título del programa de noticias: Atando Cabos.

Leonel Manzano Sosa, preso por razones de lucha social y  políticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s