Ponencia de la Sección 9 Democrática al Foro Nacional de Evaluación Alternativa de la CNTE

a favorDE UNA MEDICIÓN PUNITIVA A UNA EVALUACIÓN ALTERNATIVA.

Ponencia que presentó la Sección 9 Democrática en el Foro Nacional de Evaluación Alternativa realizado por la CNTE el 10 de octubre 2015 en el Auditorio de la Sección 22  de la CNTE en Oaxaca, Ciudad de la Resistencia.

UNA REFORMA QUE PONE EN EL CENTRO A LA EVALUACIÓN DOCENTE.

La reforma educativa es producto de la alianza entre el gobierno federal peñista, por los 3 principales partidos políticos: PRI, PAN y PRD y los empresarios. Esta reforma fue  impuesta el 26 de febrero de 2013, sin análisis ni discusión por los diputados y senadores a nivel federal, ni estatal. No  se tomó en cuenta la participación de estudiantes, maestros, padres de familia e investigadores.

Cada vez es más evidente que quienes definieron esta reforma educativa fueron los organismos financieros  internacionales como el BM, FMI y el BID y el grupo empresarial “Mexicanos Primero” con el fin de garantizar la competencia económica  internacional y obtener una mayor ganancia, reorientaron la educación al mercado laboral con el fin de capacitar  a las fuerzas productivas  con conocimientos determinados; es una reforma laboral, administrativa y empresarial con  implicaciones en lo educativo.

Esta reforma se centra  en una gran cantidad de evaluaciones del SPD con 194 evaluaciones entre el 2015 al 2020. Con 190 lineamientos para llevar a cabo los diferentes tipos de evaluación, por ejemplo para el Ingreso son 30 lineamientos, en Promoción 90, en Reconocimiento 40 y en permanencia son 30. Es sumamente onerosa, por el gran número de funcionarios y  trabajadores burocrático-administrativos empleados, conectividad e infraestructura necesarios para la aplicación de miles de exámenes.

Aun se sigue apostando en que “a través de la evaluación a los docentes, es la única posibilidad de mejorar la educación … al tener en el corto plazo,  maestros idóneos con capacidades en términos de conocimientos, habilidades, aptitudes y competencias, que garanticen el nivel de aprendizaje de los niños” como lo aseguró el coordinador nacional del SPD, Ramiro Álvarez Retana. Quedando sólo en discurso lo planteado por el INEE de que la evaluación es integral, formativa,  contextualizada, pertinente y multifactorial sustentada en 5 principios: mejora educativa, equitativa, justa, diversa y participativa.  

Las pruebas estandarizadas  de opción múltiple  que son elaboradas por el Ceneval, carecen de relevancia y pertinencia, con reactivos y opciones de respuesta ambiguos, confusos, repetitivos con problemas de sintaxis y errores ortográficos. Se caracteriza por ser rígida, exhaustiva, memorista,  antipedagógica, descontextualizada,  inequitativa, injusta, incongruente, clasista, discriminatoria, excluyente, conductista, memorista,  homogeneizante,  punitiva, instrumental-utilitarista, mercantil.

DE UNA MEDICIÓN PUNITIVA A UNA EVALUACIÓN ALTERNATIVA.

La propuesta de evaluación alternativa tiene que estar estrechamente vinculada con el proyecto de educación alternativa de la CNTE definido en los resolutivos del VI Congreso Nacional de Educación Alternativa realizado el 13, 14 y 15 de junio de 2014 en la Benemérita Escuela Normal Veracruzana en la Cd. de Xalapa, Veracruz y del Seminario Nacional de Educación Alternativa como propuesta contrahegemónica ante la reforma educativa del Estado, que se realizó del 20 al 22 de febrero del 2015 en la Ciudad de México.

El proyecto de educación alternativa  se sustenta en la teoría del materialismo dialéctico; con un enfoque integral, holístico, humanista y comunal;  con propuestas metodológicas para la transformación educativa apoyadas en la teoría, pedagogía y didáctica crítica desde la comunidad, posibilitando la toma de conciencia de clase, la descolonización del ser y del saber a través de la emancipación y poder así, crear, recrear y transformar la realidad educativa, local, estatal y nacional.

La evaluación propuesta debe estar centrada en el proceso de enseñanza-aprendizaje, que tiene como meta lograr en el educando una concepción científica del mundo y de la vida. Los fines que persigue son de diagnóstico, retroalimentación y mejoramiento de la educación.

Los fundamentos que contiene son: Filosóficos, políticos, sociológicos, pedagógicos, psicológicos y antropológicos.

La metodología educativa está sustentada en “la investigación acción y una educación crítica, participativa y emancipadora serán los fundamentos metodológicos del PEA y formas viables para que el trabajador de la educación indague sobre su realidad curricular y contextual posibilitándolo en su resignificación y por ende, su transformación como un ser social.”[1] En donde “La praxis es reflexión y acción del quehacer del sujeto docente en la realidad que favorece diálogo de cuestionamientos críticos con los otros para interpretar, comprender y transformar el mundo.”[2]

Con un Proyecto Didáctico que avance en el proceso educativo áulico, escolar y comunitario con un sustento social, educativo y pedagógico  en la relación práctica-teoría-práctica, escuela-comunidad y escuela-trabajo. A partir  de la planeación  comunitaria, la planeación anual por perfiles en formación y la planeación de clase. Esta planeación se realiza en correspondencia con las dimensiones comunitarias: económica, política, social, cultural, ecológica y cosmogónica.

El papel de la comunidad como espacio educativo libertario y transformador es fundamental, para ello se plantean algunos ejes como: El trabajo colectivo y comunal; recuperación del saber comunitario a través de la etnografía; análisis de las dimensiones de la vida comunitaria  y líneas estratégicas, colectivos escolares-comunitarios en, con y para las comunidades; planteamiento de un currículo multigrado, campos de formación del ser humano y la forma en que los colectivos elaboran su currículo propio.

La evaluación desde esta concepción emancipadora debe desarrollar la autonomía pedagógica y participación de las escuelas con la construcción de propuestas educativas sustentadas en la comunalidad y el rescate de la cosmovisión de nuestros pueblos originarios.

 “La evaluación es un proceso ético, dialógico, reflexivo, sistemático, formador e integral, que permite la valoración de contextos, procesos, materiales curriculares, instituciones, acciones, instrumentos, funciones (…) que se interrelacionan con el proceso de aprendizaje, con la finalidad de incidir para transformar la realidad de las condiciones que rodea el acto educativo,  (…) y permite evaluar estos ámbitos en sus relaciones con cada uno valorando así sus responsabilidades y compromisos entre los procesos y los participantes.”[3]

CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN ALTERNATIVA

  • Es dialéctica y no dogmática.
  • Es democrática y no excluyente.
  • Es colectiva y no sólo individual.
  • Es rigurosa y no arbitraria.
  • Es sistemática y no ocasional.
  • Es documentada y no casual.
  • Es formativa y no discriminativa.
  • Es pedagógica, interdisciplinaria, transdisciplinaria, científica, sistemática, incluyente, multifactorial, procesal, continua, permanente, contextual, cualitativa,  dinámica, creativa,  participativa, de metaevaluación,  tiene un carácter de clase.

Para lograr cumplir con las características de esta evaluación se requiere una formación, capacitación y actualización integral y permanente  gratuita y garantizada por el Estado, con el fin de tener los conocimientos y herramientas necesaria  que posibiliten su desempeño docente y también puedan participar en el diseño, aplicación y promoción de las evaluaciones necesarias con el fin de incidir en una verdadera Transformación Educativa curricular que se dé desde los globalizados de abajo.

Generar evaluaciones valorativas y periódicas a nuestro Proyecto de Educación Alternativa de la CNTE e involucrar a la comunidad escolar, aplicar consultas a educadores, directivos, estudiantes y padres de familia con el fin de evaluar los resultados en las escuelas, zonas,  regiones y estados,  en donde se analice y sistematice las problemáticas y/o avances existentes, en los que pueda apreciarse la metodología, recursos didácticos, registro de actividades, análisis de información, fundamentos pedagógicos,  entre otros aspectos.

En contraparte, nosotros proponemos una evaluación distinta, de abajo hacia arriba. Una evaluación horizontal realizada desde las propias escuelas y comunidades, desarrollada como un ejercicio  dialógico a  nivel de cada zona, región y entidad federativa. Una evaluación que, al mismo tiempo que describe los problemas,  analiza los factores que los causan, los remedios que pueden darse y recoge las experiencias exitosas de maestros y escuelas para mejorar la educación. A partir de estos procesos de evaluación que comprometen a estudiantes, maestros, escuelas, comunidades y autoridades con la definición y solución de la problemática local y regional, es posible construir a nivel nacional y desde abajo políticas educativas ampliamente consensadas con los actores.  Son procesos que sirven además para definir la amplitud, contenidos y también las formas que deben adoptar los programas de formación permanente del magisterio, permiten detectar además de manera tangible e inequívoca las insuficiencias en infraestructura y equipos, y servirán finalmente para recuperar ejemplos de iniciativas  concretas que de manera espontánea y sistemática han venido estableciendo grupos de escuelas, regiones y entidades federativas.

Es indispensable, sin embargo, que estos procesos de evaluación sean apoyados con asesorías expertas y estudios descriptivos y de diagnóstico que permitan que desde otros ángulos de visión se analice la problemática de la educación y que así se fortalezcan aún más los procesos de mejora. 

Proponemos que en cada escuela se forme un Consejo de Evaluación Escolar electo por la comunidad, que considere diversos elementos como las condiciones materiales del plantel, el trabajo docente, la carga administrativa, asistencia regular de alumnos, rezago educativo, aprovechamiento académico, desempeño de los maestros y  autoridades educativas, etc. A su vez se propone el Consejo de Evaluación Estatal cuya finalidad es recabar información sobre los aspectos a evaluar para que haya una verdadera mejora educativa.

LINEAMIENTOS PRINCIPALES PARA UNA EVALUACIÓN DISTINTA[4]

  1. Ellos plantean que la evaluación es sobre todo un acto de gobierno, nosotros luchamos por una evaluación que esté fundamentalmente en manos de estudiantes (alumnos), maestros, padres de familia y comunidades.
  2. Ellos plantean una evaluación vertical, nosotros planteamos una evaluación horizontal pero también de abajo hacia arriba.
  3. Ellos plantean una evaluación autoritaria, nosotros insistimos en construir una evaluación democrática.
  4. La evaluación que se nos impone es centralizada, nosotros exigimos respeto  a la enorme diversidad de regiones  y culturas propias de la identidad mexicana.
  5. Para lograr la calidad de la educación ellos parten del individuo, para mejorar la educación nosotros privilegiamos la  tarea colectiva.
  6. La evaluación que ellos proponen sirve para clasificar y para exacerbar las diferencias con la finalidad de reprobar y excluir; nosotros luchamos porque todas las niñas, niños y jóvenes puedan ejercer plenamente el derecho a la educación.

CONCLUSIONES.

  • Los indicadores de la OCDE no pueden evaluar nuestro sistema educativo, porque no dan cuenta de nuestra realidad, al ser construidos con categorías propias de los países desarrollados.
  • La evaluación estandarizada representa una catástrofe educativa y humana.
  • Al dejar de ser un derecho la educación pública y pasar a ser un servicio mercantil, los sistemas educativos se encuentran devastados y en una profunda crisis, cuyos resultados negativos son mayor control, pobreza y exclusión social. En tanto se privilegia a las trasnacionales.
  • Se pretende implementar el arrasamiento de las culturas originarias mediante la homogeneización de la educación como pensamiento único impuesto por el imperialismo.
  • Las pruebas estandarizadas producen mayores impactos negativos afectando principalmente a los docentes en lo profesional, laboral, salarial y en su salud y a los alumnos al adiestrarlos como mano de obra barata eficiente, dócil, productiva, competitiva, de calidad y con un futuro incierto.
  • La evaluación estandarizada se sustenta en el empirismo y pragmatismo pedagógico, la evaluación alternativa en la evaluación pedagógica y científica.
  • Con la aplicación de evaluaciones estandarizadas se dan soluciones falsas ante problemas reales.

ACTUANDO HACIA EL FUTURO.

  • Incidir en los currículos de Formación Docente con la Reflexión Crítica de la Práctica personal y social, Dinamizadores Estratégicos (estrategias superiores de cambio), Investigación-Acción, Innovación.
  • Introducir el debate y las prácticas sobre evaluar o medir con la participación de la comunidad educativa sobre las decisiones del sentido, contenido y utilización de esa evaluación.
  • Se puede prescindir de la evaluación estandarizada hecha fuera del país ya que absorbe un alto presupuesto y recursos humanos. En su lugar, se requieren construir criterios, instrumentos y dispositivos que permitan definir una evaluación alternativa y se recupere su esencia, con el fin de revisar y modificar las prácticas pedagógicas.
  • Transformar la evaluación, es transformar la educación, a nuestros países y al mundo.
  • Tomar brecha existente de recursos y posición de lucha.
  • El carácter de la lucha responde a las características de la situación actual, ésta debe ser una lucha política ideológica integral, además de ser intersectorial, intercultural, sistemática, articulada a alianzas locales, nacionales e internacionales.
  • Se debe promover la palabra verdadera como transformadora del mundo en lugar de la palabra mentirosa que reproduce el sistema dominante de explotación y miseria.
  • No hay PROTESTA sin PROPUESTA. Ha llegado la hora de combinar la PROTESTA con la PROPUESTA.
  • Tenemos los argumentos suficientes para boicotear la evaluación punitiva y no permitir una imposición de la contrarreforma constitucional al art. 3º y 73, construyamos el proceso de resistencia en cada una de las escuelas, hasta avanzar y lograr el triunfo en la América Nuestra. La decisión está en nosotros.

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

WWW.cntesección9.wordpress.com

[1] Resolutivos VI Congreso Nacional de Educación Alternativa de la CNTE 13-15 de junio de 2014 p 9

[2] Ibid.

[3] Ibid.

[4] Aboites, Hugo. “La disputa por la evaluación en México: historia y futuro”  Publicado en la Revista El Cotidiano # 176 noviembre-diciembre, 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s