Ayotzinapa y la voz de la calle

AYOTZINAPA Y LA VOZ DE LA CALLE

Luis Hernández Navarro / La Jornada 2 diciembre 2014

Roberto Zavala Trujillo es padre de Santiago Jesús, uno de los 49 niños que murieron en el incendio de la guardería ABC, en Hermosillo, Sonora. Apenas este 20 de noviembre, en el pleno de sesiones del Congreso de ese estado, junto a miles de manifestantes que ocuparon el edificio en solidaridad con Ayotzinapa, declaró: Desde Sonora, a más de 104 años, damos reinicio a la Revolución que no ha caminado.

El pasado 20 de noviembre, unos 5 mil estudiantes, mineros de Cananea, padres de la guardería ABC, afectados por la contaminación del río Sonora, ferrocarrileros, feministas, ecologistas y braceros marcharon por la calles de Hermosillo, tomaron la sede del Poder Legislativo local y advirtieron: Hoy sesiona el pueblo, hay quórum. Antes de entrar en el recinto, dejaron un recado a los diputados en el buzón de sugerencias: Escuchen a su pueblo, antes de que sea tarde para ustedes.

El corresponsal de La Jornada Ulises Gutiérrez narró cómo, allí mismo, J. Márquez, otro de los padres de la guardería ABC, dijo a los familiares de los normalistas desaparecidos: Compartimos su coraje, su frustración por lo que pasa en México. Para rematar la sesión, los inconformes exigieron que se fuera Peña, y votaron la destitución del Presidente, en medio de gritos de ¡justicia, justicia!

Lo sucedido en Sonora con la toma del Congreso de Sonora no es un hecho aislado. En variadas regiones del país, las movilizaciones ciudadanas exigen la renuncia de Enrique Peña Nieto y, al mismo tiempo, reivindican una creciente voluntad de convertirse en un poder constituyente alternativo.

Como muestran las protestas del 20 de noviembre y del 1º de diciembre, a pesar de su desarrollo desigual a escala nacional, el movimiento sigue en fase de ascenso y radicalización. Hoy, no son sólo estudiantes los que participan en las marchas. Cada vez más se incorporan a las jornadas de lucha otros sectores: sindicales, organizaciones campesinas, fuerzas urbano-populares, familiares de desaparecidos, religiosos, artistas y hasta niños. En estados como Chiapas, las movilizaciones magisteriales han sido muy intensas, y en Oaxaca han llegado incluso a tomar el aeropuerto.

Sin embargo, la indignación social y el descrédito gubernamental van mucho más allá de lo que se ve en las calles. El sustrato de la inconformidad popular es más amplio, vigoroso y complejo de lo que expresan las marchas. De hecho, el malestar de los de abajo ha fracturado la unidad de mando del gobierno federal y alcanzado a algunos de sus aliados tradicionales. El deterioro de la figura presidencial parece imparable. Cada día la crisis política se profundiza más.

La estrategia gubernamental para enfrentar la debacle ha sido fallida. La pretensión de Los Pinos de hacer de la masacre de Iguala un asunto local, mera responsabilidad del crimen organizado, sin reconocer la responsabilidad del Estado en el crimen y el carácter nacional de la protesta, han alimentado el descontento. El decálogo de Peña Nieto para sortear los problemas de inseguridad y corrupción naufragó tan pronto como fue lanzado a las aguas de la opinión pública. Hasta la revista The Economist advirtió que el Presidente pudo haber perdido la oportunidad de cambiar la marea en su contra. La decisión oficial de inventar interlocutores a modo, desligados del movimiento social real, como hizo al negociar el problema de los presos por la marcha del 20 de noviembre, lo único que provoca es que crezca su descrédito.

La crisis de la economía hace aún más difíciles las cosas para Enrique Peña Nieto. Las noticias en este terreno no son nada buenas. El peso se devalúa, la producción petrolera cae de la mano de los precios del crudo, las expectativas de crecimiento del PIB se han reducido a poco más de 2 por ciento, el posible incremento de las tasas de interés en Estados Unidos anuncia una inminente salida de capitales y las calificadoras alertan sobre el peligro para las inversiones provocado por la inestabilidad política.

Mientras, más allá de la inminencia del fin del calendario escolar y las vacaciones navideñas, el calendario de las protestas sigue su curso. El próximo 6 de diciembre, miles de maestros, estudiantes y campesinos, con caballos incluidos, tomarán simbólicamente la ciudad de México para conmemorar los 100 años de la entrada de los ejércitos revolucionarios de Francisco Villa y Emiliano Zapata. La iniciativa va más allá de la mera contestación política. Apela imaginariamente –como se anunció en la toma del Congreso de Sonora– a reiniciar la revolución que no ha caminado.

Entre el 21 de diciembre y el 3 de enero del año próximo, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Congreso Nacional Indígena (CNI) y adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona efectuarán el primer Festival Mundial de las Resistencias y la Rebeldía contra el Capitalismo. Su lema será: Donde los de arriba destruyen, los de abajo reconstruimos. La inauguración del encuentro se realizará en la comunidad de San Francisco Xochicuautla, estado de México, el 21 de diciembre. “Sabemos –afirman los convocantes– que el capitalismo salvaje y de muerte no es invencible” y que en nuestras resistencias está la semilla del mundo que queremos.

Con la llegada de 2015 se inicia un nuevo ciclo de movilizaciones. Una importante convergencia campesina, sistemáticamente ninguneada por el gobierno federal, acordó tomar las calles de Xalapa, el 6 de enero, en el aniversario de la Ley Carranza. Y, el 31 de enero planea efectuar un gran plantón nacional frente a las oficinas de las secretarías de Gobernación y Agricultura. Por su parte, también en enero, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene en puertas la organización de una huelga nacional contra la reforma educativa.

No hay evidencia de que el despliegue de la movilización social haya llegado ya a su punto máximo. Y, aunque eventualmente las protestas callejeras disminuyan la tendencia hacia el desgaste del régimen se mantiene. Vivimos una situación inédita, en la que, como advirtieron los enardecidos sonorenses que ocuparon su legislatura, los de arriba no han querido escuchar la voz de la calle.

Twitter: @lhan55

1o de diciembre, PARO!

ACUERDOS DEL PLENO DE REPRESENTANTES DE LA SECCIÓN 9. 26/nov. 2014

Impulsar el paro de 24 hrs. el 1o de diciembre,

10 hrs. Visita a embajadas, punto de reunión metro Polanco.

16 hrs. Marcha del Zócalo a Los Pinos.

Por los 43 +11, en contra de la Reforma Educativa y su punitiva Evaluación.

¡Unidos y Organizados, Venceremos!

43+11

Acuerdos ANP 23 noviembre

ACUERDOS Y PLAN DE ACCIÓN DE LA V ASAMBLEA NACIONAL POPULAR, REALIZADA EL 23 DE NOVIEMBRE EN LA NORMAL RURAL “RAUL ISIDRO BURGOS” AYOTZINAPA GUERRERO.

El movimiento estatal, nacional e internacional en torno a la lucha y demanda concreta por la presentación con vida de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos continúa en ascenso, debido a que, unas tras otra se han echado para atrás las respuestas mediatizadoras del gobierno (PGR y presidencia) y su estrategia política y mediática para administrar esta crisis, pretendiendo prolongar y desgastar la mecánica de las movilizaciones, debemos intensificar creativamente nuestros esfuerzos hasta lograr nuestros objetivos. Tomando en cuenta esta situación es como se fortalece el plan de acción, para que las protestas continúen en aumento, tanto en número de participantes como en conciencia política.

La jornada Nacional del 20 de noviembre fue exitosa con una serie de actividades masivas que se implementaron, y que tuvieron como punto central la coordinación con las tres caravanas que realizaron los padres de familia y que recorrieron el centro, sureste y norte de la república.  Aunque al final de la movilización central en la capital hubo represión con un carácter selectivo, producto de la provocación de los infiltrados en dicha movilización, fueron en su mayoría, personas que no participaron en los enfrentamientos, pero que ahora se les castiga injustamente enviándolos a prisiones de alta seguridad, pretendiendo escarmentar a los ciudadanos que apoyan y participan en las manifestaciones. Se considera que todo estuvo planeado por el gobierno para tratar de frenar el avance de la movilización, pues ahora trata de dar un golpe mediático, destacando en las noticias las imágenes de la represión, siendo que lo más importante fue el impresionante número de manifestantes y que ahora su demanda sea la salida de Peña Nieto.

Este Plan de Acción comprende algunas actividades que ya son acuerdos de las anteriores Asambleas, tales como el congreso nacional estudiantil del 30 de noviembre a realizarse en esta normal, el Paro Cívico Nacional del 1° de diciembre; la conmemoración de la caída en combate del Comandante Lucio Cabañas Barrientos, el 2 del mismo mes, y la toma simbólica de la ciudad de México, el 6 de diciembre, para conmemorar aquella toma que realizaron en 1914, el Ejército Libertador del Sur, de Emiliano Zapata y la División del Norte. De Francisco Villa. Hay acciones que, igualmente se sostienen  y avanzan como es la toma de más de 20 municipios, de los cuales, el 29 de noviembre, 6 se avocarán a elegir Consejos Municipales Populares, para gobernarse soberanamente.

Como se comprenderá, se trata de que los movimientos estudiantiles, obreros y populares, locales, estatales y nacionales unan sus reivindicaciones en torno a la demanda central que es la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Este Plan de Acción general toma en cuenta el ritmo trazado por el plan particular de los compañeros estudiantes normalistas de Ayotzinapa y los padres y madres de familia de los 43 desaparecidos, debido a que, de la conducción de sus dirigentes y bases, dependerá que este gran movimiento popular nacional llegue a buen puerto, consiguiendo nuestros objetivos y/o fortaleciendo nuestra lucha y organización popular revolucionaria.

Para la ejecución de este Plan de Acción general, se llama a todas las organizaciones sindicales, estudiantiles y populares a que hagan acopio de toda su imaginación y creatividad para que su materialización en cada sector, localidad, municipio o estado, tenga el impacto nacional necesario y nos conduzca a la victoria en este periodo, en torno a nuestra demanda eje: presentación inmediata con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa; y de lo que de ella se ha derivado en el transcurso del movimiento, al no tener respuesta: ¡Fuera Peña Nieto! A continuación el Plan de Acción general, cronológicamente:

  1. El 27 de noviembre se recordará al gobierno asesino que ya se cumplieron dos meses sin solución a esta exigencia ciudadana que es el castigo a los responsables a todos los niveles de gobierno de los asesinatos de 3 estudiantes y 3 ciudadanos, y la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Lo anterior implica un conjunto de movimientos ya conocidos y otros nuevos, que prueban la capacidad e iniciativa del pueblo. Se realizará una marcha mitin por parte de los compañeros estudiantes de Ayotzinapa y padres y madres de familia. El 27 se llevará a cabo en la ciudad de México el segundo mitin en la PGR (Reforma y Río Neva), a las 10 a. m.
  2. 29 de noviembre constitución de los consejos municipales de los ayuntamientos que actualmente están tomados en el estado de guerrero, dando inicio en San Luis Acatlán, Tlapa, Tecuanapa, Ayutla, Acapulco y Chilpancingo.
  3. 30 de Noviembre: Congreso Nacional Estudiantil, para organizar la coordinación nacional estudiantil, dicha actividad tendrá lugar en la Escuela Norma Rural “Raúl Isidro Burgos” Ayotzinapa Guerrero a las 10:00 am.
  4. Paro Cívico Nacional el 1° de diciembre, que contempla una serie de actividades como paro laboral, estudiantil, cierre de carreteras, autopistas y toma de casetas de cobro; cierre de fronteras, puentes; toma de puertos y aeropuertos, de radiodifusoras y televisoras; de ayuntamientos; etc. Acciones como marchas, mítines ante la PGR, embajadas, plazas, mercados, ídem. Al final de la jornada se realizará una movilización central en las capitales estatales, otras ciudades y municipios. En la ciudad de México se realizará una manifestación del Zócalo a Los Pinos, a las 4 p.m. ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, es nuestra consigna unitaria. En perspectiva de seguir preparando el estallamiento de la Huelga política General.
  5. Conmemoración el día 2 de diciembre, de la caída en combate del Comandante Lucio Cabañas Barrientos. Incluye un conjunto de actos políticos, cívicos, culturales a cargo de los compañeros estudiantes de Ayotzinapa. En su programa está un homenaje, un mitin y una mesa redonda para recordar combativamente al maestro rural egresado de esta Normal; dichos eventos tendrán lugar en el Zócalo de Atoyac. En Tixtla, se organizará una marcha. En la ciudad de México dicha actividad se realizara el 30 de noviembre en el monumento a la revolución a las 12:00 horas.
  6. 2 de diciembre, reunión de coordinación logística y de organización para la toma de la ciudad de México del 6 de diciembre, en la sección 9 con sede en la ciudad de México a las 10:00 am.
  7. El día 6 de diciembre se realizará la toma simbólica de la ciudad de México, a través de una cabalgata organizada por las agrupaciones campesinas como El Barzón, la CNPA, CNC, CCI, la CNTE, Estudiantes, organizaciones urbano populares y pueblo en general etc. El objetivo es protestar por el abandono del campo por parte del gobierno neoliberal, por la presentación con vida de los 43 normalistas y por la caída del régimen y la destitución del Tirano Peña Nieto y celebrar la entrada de las tropas revolucionarias de Villa y Zapata a la capital del país en 1914, después de la Convención de Aguascalientes. En este marco se llamara a todos a participar en la asamblea nacional popular a realizarse el 7 de diciembre en la normal rural “ Raúl Isidro burgos”
  8. 7 de diciembre, Asamblea Nacional Popular, en la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” en Ayotzinapa Guerrero a las 10:00 am.
  9. NOMBRES DE LOS DETENIDOS Y PROCESADOS POR EL ESTADO COMO “DELINCUENTES DE ALTA PELIGROSIDAD”, POR LOS DISTURBIOS CREADOS POR EL GOBIERNO DEL D.F. Y FEDERAL, A TRAVÉS DE PROVOCADORES, EN LA MANIFESTACIÓN DEL 20 DE NOVIEMBRE:

          –Tania Ivon Damián Rojas.

          –Hillary Analí González Olguín.

          –Liliana Garduño Ortega.

          –Isaac Domínguez Ayala.

          –Laurence Maxwell Ilabaca.

          –Atzin Andrade González.

          –Hugo Bautista Hernández.

          –Juan Daniel López Ávila.

          –Luis Carlos Pichardo Moreno.

          –Roberto César Jasso del Ángel.

          –Francisco García Martínez.

SE EXIGE LA LIBERTAD INMEDIATA DE LOS COMPAÑEROS ANTES MENCIONADOS, VICTIMAS DE LA VIOLENCIA GENERADA POR EL ESTADO MEXICANO.

¡POR QUE VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

¡POR LA DESTITUCIÓN DE PEÑA NIETO Y LA CAÍDA DEL RÉGIMEN!

¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS DEL PAÍS!

V ASAMBLEA NACIONAL POPULAR.

PRESIDENTE DE LA MESA: Estudiante de la escuela normal rural “Raúl Isidro burgos” Ayotzinapa.

RELATOR: Integrante del Frente Popular de la Ciudad de México

ESCRUTADOR: Integrante del Frente Popular Francisco Villa Independiente