¡Presos políticos, LIBERTAD!

ATANDO CABOSarton2406

En estos días de disfrutar el mundial se observa, al mismo tiempo, cómo los poderes fácticos aprovechan tal coyuntura para sacar jugo a diversos aspectos de la realidad.

Brasil, como se sabe, es para México rival en varios rubros: en lo económico, político, deportivo, cultural. Es el modelo Latinoamericano opuesto al mexicano. Es el ejemplo tangible de lo realizable, del progreso de un pueblo, sin menoscabo de principios, soberanía y dignidad.

Económicamente, Brasil es potencia autosuficiente, creando industria propia (militar, agrícola, minera, etc.); en lo deportivo su avance es notable, reflejado en los juegos panamericanos y olímpicos. Ya no se diga en el fútbol.

De ahí viene la explicación del porqué la exagerada nota que realizan los medios televisivos a las protestas por la realización del mundial.

Se realiza una marcada alegoría al movimiento anarquista de Brasil, mientras en México se le sataniza, encarcela y relaciona con partidos políticos o con el Magisterio Democrático. Ironías muy palpables de esta historia, y luego viene el mesianismo mediático. La locura por el destino que tendrá un encuentro entre ambas selecciones, como si fuera el encuentro de dos titanes intergalácticos, casi en confrontación al final del mundo, un encuentro de semidioses del olimpo. Casi definiendo el resultado, el futuro de un país. Todo se paraliza, la enajenación y el no análisis hacen embriagar el sentido común.

El fútbol, en efecto, es endemoniadamente hermoso, divino. Enaltece todos los sentidos. Lástima que se le dé uso de circo romano moderno. Se extrañan los escritos, las reflexiones y notas de los intelectuales del fútbol como César Luis Menotti, Valdano, Villoro y Galeano.

Se aprovecha para, en tanto, sacar adelante las reformas, seguir la ruta de una mayor centralización del uso del poder federal, poder omnímodo de centralizar la educación, la fuerza policiaca, las elecciones con el INE; pulverizar en la práctica la vida democrática municipal, estatal, volverla dependiente del control férreo de la élite que gobierna. El gatopardismo regresó al poder. Tal vez para quedarse mucho tiempo, más poderoso y soberbio que nunca, con menos fricciones y contradicciones internas. Y la izquierda y fuerzas progresistas cada vez más dispersas, fraccionadas y en marasmo.

La patria en estas fechas recibe los últimos mazazos que arrebatan reductos de conquistas históricas. Adiós al petróleo, el cual en abstracto siempre fue de los mexicanos. La libertad se diluye en el aceite disfrazado de coñac. La vendimia de la patria está como en venta de garaje: al mejor postor.

En tanto, la pelota rueda al ras del césped. A Brasil se le arrebata un empate con sabor a campeonato. Y los corifeos se escuchan en cualquier rincón, en alud para ensalzar lo subjetivo.

El futbol para algo sirve: mediatiza, enajena. Ese es el mal uso que los poderosos le otorgan. Se le arrebata su originalidad, se despoja a tal deporte del placer que contiene jugarlo, por el simple hecho de hacerlo. La comercialización excesiva lo convierte en un fetiche para uso a conveniencia. Las piernas se vuelven oro molido. Son esclavas modernas vendidas al mejor postor.

¿A quién le importa que al ex dirigente del PRI en el D.F. le guste convertir al sexo en basura reciclada? ¿Qué importa que el gobernador de Michoacán quede evidenciado por sus nexos oscuros?

¿A quién le interesa que Televisa, la OCDE y el sector empresarial (Coparmex) tengan firmes intereses de destruir a la CNTE por una parte y, por la otra, descreditar al poder estatal en Oaxaca, para volver por sus fueros el PRI en las futuras elecciones?

Acaso ¿Eran, o son, casualidad los ataques furibundos en las mesas de análisis, en los reportajes, en las notas periodísticas, de todo lo que acontece en Oaxaca y en el magisterio?

¿Serán casualidad las notas sobre bullying, los fallecimientos por negligencia en hospitales, los anuncios sobre donación de recursos a la educación Pintada? Nada es al azar. Hay una conexión implícita en todo. Habría que retomar para ello el título del programa de noticias: Atando Cabos.

Leonel Manzano Sosa, preso por razones de lucha social y  políticas.

¡TODOS A LA MARCHA NACIONAL EL 15 DE MAYO!

PREPARAR EL 15 DE MAYO: FUNCIONARIOS Y CHARROS DESTRUYEN LA EDUCACIÓN; LA CNTE BUSCA CONSTRUIRLA.
Pedro Echeverría V.
1. Desde febrero del año pasado los maestros no han descansado en sus plantones y manifestaciones en el DF contra la reforma educativa privatizadora. Estas protestas se han repetido en varios estados: Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas, Veracruz, Morelos. Comenzaron ocupando la Plaza Tolsá de la ciudad de México, luego el Zócalo y después el Monumento de la Revolución. La Coordinadora (CNTE), que antes agrupaba a 300 mil maestros, sus batallas permanentes durante más de un año, se ha hecho más fuerte agrupando hoy al doble. Han sido reprimidos por el gobierno con brutalidad, pero sus continuas manifestaciones y bloqueos han sido un ejemplo para que otros sectores de trabajadores salgan a las calles a manifestarse. Los grandes ricos y gobernantes han exigido “mano dura”, pero los maestros se han manejado con enorme inteligencia y combatividad.
2. Los maestros preparan su día: 15 de mayo. Ellos dicen: “No es de fiesta, sino de lucha y de protesta”. Por ello, desde hace por lo menos 10 años los maestros de la CNTE son la vanguardia de las luchas sociales en México: en tanto ellos salen mil veces en manifestaciones a las calles otros sectores lo hacen 10 o 20 veces. Todas las organizaciones deben a los maestros de la CNTE cualquier margen “aperturista” del gobierno. ¿Alguna organización en la historia ha realizado algún plantón masivo durante más de un año? ¿Alguna otra organización ha realizado manifestaciones diarias en los lugares de más poder como Gobernación, Televisa, Aeropuerto, bloqueos de Reforma, Embajadas, Bancos y “juntas cumbres”? Me honra pertenecer a la CNTE desde su nacimiento y haber estado en muchísimas de las actividades desde 1979.
3. Ni gobierno, ni charros, ni los yanquis, podrán destruir nunca a la Coordinadora (CNTE) Lo único que puede suceder es que los gobiernos del PRI le abran el Sindicato (SNTE) nacional, les otorguen privilegios y corrompan a una serie de líderes jóvenes que no conozcan la historia de las luchas. Los líderes honestos podrán patalear pero si el gobierno aplica esa estrategia y táctica cuenta con la enorme fuerza para imponerse. Por ello, para alejar cualquier posibilidad de ello, la CNTE ha sido muy vigilante, muy crítica y muy radical. ¿Cuántos sindicatos y dirigentes no han sido quebrados con esa estrategia de ofrecer grandes cambios y mejoras? Por ello a los charros hay que derrotarlos desde las bases y no aceptar ninguna tramposa negociación. ¿Puede olvidarse la historia de las traiciones?
4. En 1917 se proclamó la Constitución y con ella el día del maestro cada 15 de mayo. Gobernaba Venustiano Carranza y dos años antes había golpeado la lucha zapatista con la Ley del 6 de enero y había logrado comprar a los dirigentes de la Casa del Obrero Mundial; en 1916 creó el Sindicato Mexicano Electricista y dos años después la CROM, central obrera paraoficial manejada por Morones. En 1919 mandó asesinar al líder campesino Emiliano Zapata y ese mismo año fue liquidado el mismo Carranza por los hombres de Obregón. Así que el 15 de mayo, “día del maestro”, estuvo rodeado de acontecimientos sindicales y políticos muy violentos, pero demuestra sin duda la presencia de los maestros de primaria que desde entonces son muy significativos. Desgraciadamente a partir de 1943 el gobierno de Ávila Camacho, por intermedio de Torres Bodet, los enjauló en un sindicato de dirigentes espurios o charros.
5. Los maestros lucharon más de 25 años en pequeñas organizaciones revolucionarias inclinadas hacia la izquierda, sobre todo en el sexenio cardenista (1934-40) que tuvo tintes “socializantes” gracias a la presión magisterial en todo el país. Con el debacle del cardenismo después de la expropiación petrolera de marzo de 1938, los maestros de izquierda también se debilitaron. El ascenso de Ávila Camacho en la presidencia y el fortalecimiento de la derecha, provocó la caída de Sánchez Pontón en la SEP y dio paso al derechista Véjar Vázquez y luego en 1943 a Torres Bodet. Enjaular a los maestros en un sindicato (SNTE) fue importantísimo para el gobierno por la importancia de las luchas del magisterio. Todos aquellos grupitos radicalizados que denunciaron este control –que entonces se agruparon en lo que quedaba de la CGT- fueron reprimidos y aislados puesto que el SNTE nació con un fuerte apoyo gubernamental.
6. Muchos padres tontos en México se parecen a Televisa –la empresa de televisión del “entretenimiento y la diversión” más desorientadora de América Latina- porque ellos no tienen capacidad ni el tiempo para educar a sus hijos, y exigen que los maestros –“para eso les pagan”- se encarguen de educar a sus hijos. Descargan su obligación, de por lo menos no “maleducar”, en los maestros cuyas condiciones de trabajo y de vida no averiguan. Obvio, observan el comportamiento de dos mil maestros comisionados, corruptos, ignorantes y voraces, para calificar al millón y medio de educadores que por conciencia propia hacen todo para que los niños mexicanos superen la ignorancia y el abandono en que los tiene el gobierno y el Estado. ¿O cómo puede responder en la escuela un 60 por ciento de estudiantes hijos de los marginados, desempleados y explotados de México?
7. Se ha dicho con toda razón: Ser maestro no es un trabajo fácil, se necesitan mucho esfuerzo, paciencia, dedicación, compromiso y responsabilidad para poder educar, formar y orientar, y para lograrlo se necesita además de la ayuda de los maestros la de los papás y la ayuda de los mismos estudiantes. El aula no es el único espacio físico que permite al maestro volcar en el alma y en la mente de niños y jóvenes, conocimientos, enseñanzas y valores. El maestro, dicen, “luchando también está enseñando”. La labor del maestro propicia el desarrollo de las capacidades, habilidades y aptitudes del educando que inciden en la formación del ciudadano mexicano. El maestro también es formador de conciencias, es promotor social, es actor que con su ejemplo invita a la superación personal y a la solidaridad. Lucha contra la ignorancia aporta elementos que disminuyen el rezago educativo de nuestro país.
8. Pero a Televisa, TV Azteca y Radio Fórmula eso les importa un bledo, sólo les interesa hacer la campaña más dañina contra los maestros que luchan en las calles, que cuestionan al gobierno y al Estado, que enseñan a la población a rebelarse contra las condiciones de pobreza y opresión en que viven. Basta ver esa funesta cinta llamada “De Panzazo”, hecha en 2010 por Televisa para calumniar y denigrar a los profesores y escuchar sus noticiarios en los que por cualquier movimiento o paro magisterial nunca hablan de las causas, de los salarios o las condiciones de trabajo de los profesores; sólo se dedican a decir que “un millón, dos millones de niños se quedan sin clases”; es exactamente lo mismo que dicen contra los obreros o los campesinos explotados y hambrientos cuando declaran alguna movilización: “¡cuánto están dañando la economía del país!”… “del país”, para no decir de los empresarios y del gobierno.
9. Gracias a las luchas de la Coordinadora (la CNTE), desde los años 80 los días 15 de mayo (día del maestro) de cada año se han convertido en días de manifestaciones, de lucha, de reflexión, para que la opinión pública nacional conozca los problemas de la educación y de sus maestros. Asunto que no se daba en las décadas anteriores porque los dirigentes espurios del SNTE y los funcionarios en cada estado decretaban tres días obligatorios de suspensión de clases para que los gobiernos festejen a los maestros haciéndoles banquetes, fiestas y regalos de pases en cines, teatros y transportes, profundizando con ello la corrupción magisterial y la dependencia hacia los gobiernos. Más aún las secciones sindicales del SNTE en cada entidad tenían siempre uno o dos lugares fijos en la repartición de diputaciones y regidores municipales. Todo esto casi desapareció al demostrar la CNTE la corrupción gobierno-dirigentes.
10. Deseo que los maestros recuperen dignidad y combatividad que padres y abuelos les dejaron como ejemplo. Si bien no existe ya aquel maestro mayoritariamente originario de las comunidades rurales porque el país es esencialmente urbano, los profesores de la ciudad también ven con tristeza que sus alumnos siguen siendo tan miserables como los del campo. Esa vida difícil de la mayoría de los estudiantes es la que hace cada vez más difícil los avances educativos, pero también da mayor conciencia de clase a los profesores. En este 15 de mayo, “día del maestro”, hay que reflexionar con profundidad, pero las calles siguen siendo nuestro mejor luchar de lucha y preparación. (1/V/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com
pedroe@cablered.net.mx

gesta

La CNTE entregó pliego de demandas

LA CNTE EMPLAZA AL GOBIERNO A RESPONDER PRONTO A SUS DEMANDAS

Insiste en que se abrogue la reforma educativa; habrá diálogo.

Laura Poy Solano. La Jornada / 2 de mayo de 2014, p. 41 mayo La Jornada

Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación marcharon de la Estela de Luz a la Secretaría de Gobernación, donde entregaron un pliego petitorio y reiteraron su exigencia de que se abrogue la reforma educativa. Foto Marco Peláez

La Coordinadora Nacional Trabajadores de la Educación (CNTE) entregó al gobierno federal su pliego petitorio y acordó con la Secretaría de Gobernación iniciar un diálogo el 7 de mayo para analizar los 10 ejes de sus demandas. Los maestros inconformes reiteraron que mantendrán la exigencia de que se abrogue la reforma educativa y el rechazo a la armonización de las leyes secundarias en sus estados.

Emplazaron al gobierno federal a que dé una respuesta pronta a sus peticiones y advirtieron que el fortalecimiento del campamento nacional que mantienen en el Monumento a la Revolución, así como la realización de paros y marchas en la capital y las principales ciudades del país, será definido el 11 de mayo en asamblea nacional representativa, para mantener un plan de acción único.

En una jornada que se prolongó seis horas, más de 2 mil maestros de Oaxaca, Michoacán, Distrito Federal, Guerrero y estado de México –de acuerdo con reportes del gobierno capitalino– marcharon de la Estela de Luz a la Secretaría de Gobernación, donde entregaron el pliego petitorio para después continuar hacia el Zócalo, donde realizaron un mitin.

Reiteraron que con el pliego petitorio pretenden retomar el espíritu social en materia educativa, pero también reivindicar los derechos laborales y salariales de los maestros, incluidos los que no tienen plaza de base.

Los secretarios generales de las secciones 22, de Oaxaca, Rubén Núñez Ginés; 18, de Michoacán, Juan José Ortega Madrigal; 9, del Distrito Federal, Enrique Enríquez Ibarra, y 14, de Guerrero, Ramos Reyes, afirmaron que en el encuentro, encabezado por el subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda Nava, se adoptó el acuerdo de que se establecerá un diálogo con la CNTE y que se escucharán nuestras peticiones.

Enríquez Ibarra agregó que el mensaje es claro para la administración peñista: venimos por una negociación nacional, sin olvidar las demandas de los estados. No vamos a aceptar la imposición de la reforma educativa. La CNTE va unificada y con un plan único de acción que se aplicará de forma simultánea, aseguró, en al menos 25 entidades y 33 secciones sindicales.

Ortega Madrigal subrayó que en esta jornada de lucha vamos por el rescate de la bilateralidad y un avance en los mecanismos de negociación. Ahora no sólo pedimos que se siente a dialogar la Secretaría de Gobernación, que es con la que alcanzamos los acuerdos, pero luego quienes los deben operar no están en sincronía. Por eso exigimos que se presenten altos funcionarios de Educación Pública, Hacienda, Comunicaciones y Transportes, Desarrollo Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado.

Explicó que el pliego petitorio integra demandas salariales y laborales, y también sociales. Creemos que los gobiernos estatales y municipales deben aportar para los uniformes y útiles escolares, desayunos calientes y becas para atacar el verdadero rezago educativo: la deserción y el ausentismo escolar.

Al concluir la movilización con un mitin en el Zócalo capitalino, Núñez Ginés enfatizó que el magisterio disidente mantendrá su rechazo a la aplicación de la reforma educativa y reiteró que en Oaxaca hay acuerdo con el gobernador Gabino Cué para alcanzar el consenso en la aplicación de un nuevo modelo educativo. Estaremos muy atentos en la revisión de los candidatos que se presenten para ocupar la secretaría del ramo en la entidad, agregó.

¿Existe autonomía de gestión escolar? Artículo en La Jornada

¿EXISTE AUTONOMÍA DE GESTIÓN ESCOLAR?

Martha de Jesús López Aguilar*

www.jornada.unam.mx/2014/04/15/opinion/018a2pol

Con el acuerdo 717, publicado el 7 de marzo de 2014 en el Diario Oficial de la Federación, se emiten lineamientos y normas que deben seguir las autoridades educativas locales y municipales (Aelym) para formular los programas y acciones de gestión escolar destinados a fortalecer la autonomía de las escuelas de educación básica.

Tal autonomía no existe, porque quien genera los programas y acciones de gestión escolar son las Aelym, que influyen en las condiciones académicas, en la organización escolar y administrativa. Además, los programas y acciones generados y ejecutados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y las autoridades locales representan la columna vertebral de la gestión escolar, significando la centralización burocrática de la educación. Con ello no se privilegia la participación de maestros, estudiantes y padres de familia en la toma de decisiones.

El riesgo es que los programas y acciones propuestos pueden ser el sitio de descarga de iniciativas públicas, sociales y privadas que distraigan a la escuela y desvíen los objetivos y metas educativas. Las autoridades educativas por medio de estos programas y acciones pretenden ubicar a la escuela como el centro del sistema normativo educativo, lo que implica establecer condiciones para cumplir con la normalidad mínima escolar mediante control, vigilancia y optimización de recursos económicos, materiales, humanos y de los tiempos.

Es una lástima pretender asegurar que cada escuela disponga al menos de una computadora y ésta no tenga fines pedagógicos, sino para registrar, administrar e informar todos los movimientos e incidencias presentadas por el personal y alumnos del plantel, durante el ciclo escolar, en el Sistema de Información y Gestión Educativa.

En la estructura de operación, los directores realizarán procesos de fiscalización en los salones de clase y los supervisores escolares vigilarán y asegurarán la calidad del servicio educativo que se presta en los planteles e informarán a las autoridades de los logros de aprendizaje. La gestión escolar queda acotada a la fiscalización de los padres y de la sociedad, mediante los consejos escolares de participación social (CEPS) para verificar el logro de los aprendizajes y el cumplimiento de la normalidad mínima.

Las funciones del Consejo Nacional de Participación Social son opinar en asuntos pedagógicos, de planes y programas de estudio; proponer políticas para elevar la calidad, equidad y cobertura de la educación; ser el conducto para canalizar opiniones y sugerencias sobre estos temas y sugerir estrategias que favorezcan la autonomía de gestión escolar.

Aunque no se han definido parámetros e indicadores relativos a la autonomía y gestión escolares, las escuelas que acrediten mejores resultados educativos obtendrán incentivos. Lo que conduce a promover el sistema de voucher, rompiendo el principio de equidad, al profundizar la clasificación de buenas y malas escuelas, así como la segregación de escuelas, maestros y alumnos.

Aunque el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación fijará las normas y lineamientos de los procesos de evaluación del aprendizaje, éste será a través de los programas y acciones emitidos por las autoridades educativas para que la comunidad educativa tenga acceso a los resultados de las evaluaciones externas, den asistencia técnica al Consejo Técnico Escolar (CTE) para sistematizar los resultados de las evaluaciones y apoyen a la escuela con mecanismos y estrategias para atender procesos de evaluación internos atendiendo a los problemas del aprendizaje por conducto del CTE; de la evaluación con equidad; y de la gestión escolar donde la comunidad de las escuelas establecerá estrategias de seguimiento y evaluación, atendiendo a los parámetros e indicadores aún no definidos.

Las prioridades educativas están planteadas en las metas de la gestión escolar como el máximo logro de aprendizaje de los educandos, la reducción del rezago y la deserción. Sobre la programación de actividades y establecimiento de compromisos se reconoce el generar o recibir recursos financieros de alguna instancia, motivando a las escuelas a buscar recursos, para alcanzar los objetivos y metas definidos por la SEP. En las estrategias de seguimiento y evaluación, se tendrá una evaluación exhaustiva y continua de los avances y logros alcanzados en el aula y la escuela a partir de lo programado en la planeación anual.

Aunque se reconoce que las autoridades educativas, federal y locales, están obligadas a incluir en el proyecto de presupuesto los recursos para fortalecer la autonomía de gestión escolar, también podrán desarrollar mecanismos para garantizar que la escuela administre los recursos que gestione, para mejorar su infraestructura, comprar materiales educativos y resolver problemas de operación básicos considerados en la reforma educativa.

Los directivos y maestros tendrán poco margen sobre los recursos, porque intervendrá el Consejo Escolar de Participación Social (CEPS) en la definición de su uso y dará su visto bueno al informe presentado. Otorgándose mayor poder de decisión respecto de los logros de aprendizaje, los resultados de evaluaciones, el desempeño de maestros y directivos, así como la definición del uso de los recursos que la escuela capte. Además, el personal docente y directivo, con el apoyo de los CEPS, deberá trasparentar y rendir cuentas a los padres y autoridades educativas sobre los recursos.

La SEP instaurará los mecanismos eficientes y accesibles para presentar quejas, denuncias y sugerencias respecto del servicio público educativo, con ello los maestros y directivos serán más vulnerables; además de aumentar la carga a docentes.

Una propuesta alternativa ante la centralización burocrática-administrativa autoritaria del modelo de autonomía de gestión escolar es la conducción democrática de la educación mediante acciones que fortalezcan la capacidad de decidir sobre la vida escolar, contenidos, métodos, evaluaciones, tiempos, materiales pedagógicos, relaciones entre los miembros de la comunidad escolar y la construcción del proyecto educativo alternativo con el fin de desarrollar procesos educativos integrales que posibiliten mejores condiciones de vida y contribuyan al desarrollo social de los mexicanos.

* Profesora normalista y maestra en investigación educativa

LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL DEL INEE. Hugo Aboites

LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL DEL INEE
Hugo Aboites / La Jornada 5 abril 2014

Con su posición frente a la propuesta de Perfil, parámetros e indicadores que acaba de entregarle la SEP, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) dará otro paso más en la construcción de lo que, frente a los mexicanos, será su papel en el futuro. El paso inicial lo dio cuando sus integrantes no hicieron comentario alguno de oposición a la actuación del Congreso. Éste primero le dio constitucionalmente al INEE el carácter de poderoso órgano nacional, autónomo, único encargado de coordinar (y evaluar, por supuesto) prácticamente toda la evaluación del país, pero luego, en la ley secundaria, lo convirtió en una especie de consejo asesor de la SEP, en gran parte directamente supeditado a ella. Con su silencio, el INEE definió su postura.
Una segunda definición importante ocurrió cuando en febrero 2014 se anunció la cancelación de Enlace. Allí claramente fue la SEP la protagonista del anuncio y la encargada de presentar las razones y datos que justificaban la medida. Es cierto que al día siguiente, como para recordarnos que ese es su tema, el INEE entró en escena diciendo que una nueva evaluación debería ser muestral. Pero como no presentó un diagnóstico serio y detallado de por qué cancelar esa prueba y de cómo serían las alternativas, el mensaje fue claro: quien sigue a cargo de la evaluación y sus decisiones es la SEP no el INEE. Con esto se volvió exactamente al pasado, pues en 2002 el surgimiento del primer INEE se dio en medio de la expectativa de la creación de un órgano independiente del gobierno, pero su concreción legal lo convirtió en subordinado de la autoridad educativa y no pasó siquiera un año cuando desde la SEP ya públicamente se regañaba al instituto por sus intenciones e incluso le prohibía realizar evaluaciones directas de escuelas y estudiantes (Ver Aboites, La medida de una nación: 871 ss). En realidad, entonces como ahora, quien realmente evalúa y seguirá evaluando es la propia autoridad. Profundo contrasentido.
Una tercera definición es la postura respecto del Ceneval. En un reciente foro sobre evaluación organizado por el Instituto Nacional de Investigaciones Jurídicas-UNAM, se preguntó sobre el Ceneval. La respuesta desde el INEE fue que este centro era indispensable porque esas evaluaciones se tienen que realizar. Ojalá nos equivoquemos, pero esta afirmación tan general (e inexacta, pues las instituciones y organismos también tienen capacidad para crear sus exámenes) no parece estar sustentada en un diagnóstico del INEE sobre el papel que ha jugado el Ceneval en la mejora de la educación y en la equidad en el acceso a la educación en estos pasados 20 años. Si nos atenemos a la ocurrido con Enlace, el Ceneval, pese a ser una agencia privada y mercantil que ha recibido ingresos por cerca de 6 mil millones de pesos a partir de la necesidad de las familias y jóvenes de un lugar en la educación, continuará aplicando sus exámenes mientras el gobierno –no el INEE– decida cancelarlos.
Finalmente, también el perfil, parámetros, indicadores, de evaluación, reiteran el mensaje. La elaboración de estos instrumentos para la admisión de nuevos maestros (que seguramente servirán también para la exclusión de profesores actuales) no la hace el Instituto Nacional para la Evaluación, sino la SEP. Al INEE sólo le toca validarlos y autorizarlos. Podría, si quisiera, dar una interpretación amplia a su mandato, dar un vuelco a lo que presenta la SEP pero, si vemos el récord, no lo hará. Se contentará con cambios que no tocarán la problemática fundamental que tiene el marco de evaluación que plantea la SEP. Es decir, que éste reitera que, como desde hace casi un siglo que el criterio para seleccionar maestros debe seguir siendo nacional, central, vertical y único (aunque se combinaría ahora con un examen local, sin que se establezca cuál de los dos sería el decisivo). En abierto contraste, además, con mecanismos de admisión que respeten la trayectoria de los aspirantes, plantea que la evaluación debe consistir en 80 reactivos de opción múltiple (aunque prevé que incluya unas cuantas preguntas de otro tipo). Es un marco evaluatorio que mantiene además, la rigidez e indiferencia frente a la diversidad, pues absolutamente todos los aspirantes niveles y modalidades en la educación (desde prescolar hasta secundaria, educación indígena, especial, física, telesecundaria, segunda lengua, asignatura estatal, arte, y además los nueve distintos tipos de técnicos docentes) serían evaluados exactamente con el mismo perfil parámetros e indicadores. A todo esto, ¿qué dirá el INEE? Porque puede, ciertamente, retomar los principios constitucionales y legales (incluso algunos del mismo INEE) sobre la pluralidad, los contextos culturales y sociales y los derechos a una evaluación justa, y plantearle a la SEP un cambio profundo de orientación en el terreno de la evaluación. Uno que aleje definitivamente de la evaluación vertical, centralizada y superficial que en estos 20 años pasados ha contribuido a generar la peor crisis de la educación. ¿Qué imagen de sí mismo ofrecerá el INEE a los millones de mexicanos cuyas vidas y futuro educativo ahora se entrelazan profundamente con sus pocas acciones y grandes omisiones. ¿Qué hará el INEE?

Evaluación formativa. Manuel Pérez Rocha

EVALUCIÓN FORMATIVA: NECESIDAD ATENDIBLE, DERECHO EXIGIBLE
Manuel Pérez Rocha / La Jornada 3 abril 2014

Toda evaluación (por supuesto excepto las autoevaluaciones) implica una problemática y delicada relación entre el evaluador y los evaluados, relación complicada no sólo con retos técnicos, sino principalmente con definiciones filosóficas y políticas, y la presencia de explicables y agudos factores emocionales de ambos actores. Esta relación y los frutos de la evaluación dependen, entre otros elementos, de los fines perseguidos por el evaluador y de la forma como los percibe el evaluado. Los gobiernos del PRI y del PAN, y sus asesores de la OCDE y Televisa/Mexicanos Primero, han concebido la evaluación como un espacio de control de sus empleados los maestros, y un instrumento para castigar a quienes son considerados incompetentes.
Los responsables de dirigir la educación pública del país en esos gobiernos han hecho múltiples declaraciones explícitas acerca de esa función punitiva de la evaluación; las reformas legales impuestas ilegalmente son lamentables pasos para poner en práctica sus aberrantes políticas, no obstante los nuevos discursos de la SEP plagados de oportunistas zalamerías a los maestros. No puede, pues, extrañar la reacción del magisterio –no sólo el coordinado por la CNTE, sino múltiples sectores de este gremio en todo el país– en contra no de la evaluación como tal, sino en contra de un proyecto de evaluación caracterizado por su debilidad técnica, su arbitrariedad e incluso ilegalidad.
El conflicto sigue vivo y de manera heroica muchos maestros siguen combatiendo las inaceptables e ilegales reformas legales. En estas circunstancias no se puede desatender la postura manifestada por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación por boca de su presidente la maestra Sylvia Schemlkes en reiteradas declaraciones recientes. En primer lugar, ha insistido en definir a la evaluación como herramienta para conducir la mejora de la educación. Por supuesto, este debe ser el objetivo principalísimo, pero para enfrentar las reacciones negativas en contra de esta atinada definición –sin duda insatisfactoria para quienes se obsesionan con la expedición de certificados y la rendición de cuentas–, debe reconocerse la necesidad de otras evaluaciones en las cuales se sustenten esas funciones administrativas (certificación y rendición de cuentas).
Otro concepto del INEE digno de atención se refiere a las funciones de este instituto. Este organismo –ha declarado la maestra Schmelkes– debe ser visto como una instancia de la sociedad civil para vigilar la actuación del Estado en materia educativa. Con razón el doctor Carlos Ornelas, reconocido especialista en educación, se pregunta si un organismo del Estado (el INEE) puede ser considerado como una instancia de la sociedad civil. Al margen de definiciones formales, la duda es válida, pues este nuevo instituto ha sido dotado de un consejo social en el cual tienen preponderancia (término de moda) fuertes intereses corporativos con artimaña disfrazados de sociedad civil. Ejemplo: en esa posición están la Confederación Patronal de la República Mexicana (la celebérrima Coparmex) y Televisa/Mexicanos Primero.
La inclusión de estos dos fuertes intereses políticos y económicos en el consejo del INEE es, sin duda, ilegítima pues, conforme un requisito estatutario del propio INEE para la conformación de ese cuerpo colegiado, sus miembros deben haber demostrado un compromiso con la educación nacional. ¿Es este el caso de la Coparmex? ¿Acaso no conocen sus históricos embates a la educación pública mexicana? ¿Cumple este requisito Televisa? ¿Cómo es posible que a estos intereses económicos y políticos se les haya dado más importancia que al Consejo Mexicano de Investigación Educativa (el Comie), agrupación de cientos de prestigiados investigadores de estos temas y cuyo trabajo institucional, académico, es de reconocido valor?
Otro concepto expresado por la presidenta del INEE, causa de justificado interés, es la tesis de que la evaluación de los profesores debe ser vista como un derecho. Concepto opuesto al impulsado por la SEP, Televisa/Mexicano Primero, y la OCDE: la evaluación como un instrumento de control. La evaluación de los estudiantes, concebida como instrumento de control y discriminación, de manera mecánica se trasladó al ámbito de la evaluación de los maestros, quienes pasaron a ser una especie de escolapios adultos. La propuesta del INEE tiene fundamento sólido pues la tarea de los maestros se vuelve crecientemente compleja, y la evaluación bien concebida y realizada se convierte en un apoyo esencial para el cumplimiento de su delicada tarea. Para los maestros, una evaluación diagnóstica y formativa de sus conocimientos, de su preparación y de su desempeño es una necesidad; es una necesidad no sólo profesional sino personal, atendible, y por tanto es un derecho.
También la evaluación de los estudiantes debe ser concebida como un derecho exigible puesto que es una necesidad atendible. Hace casi 10 años este concepto quedó plasmado en la Ley de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. El artículo sexto de esta ley dice: VI. Todos los estudiantes tendrán derecho a que, a lo largo de sus estudios, se les practiquen las evaluaciones diagnósticas y formativas necesarias para que conozcan sus avances y carencias, y puedan llevar a cabo las acciones indispensables para lograr los objetivos académicos que se propongan. Los resultados de estas evaluaciones no podrán ser usados para restringir sus derechos, ni los estudiantes podrán usarlos para exigir certificaciones en condiciones distintas a las establecidas en el artículo 14 de esta ley y en los estatutos y reglamentos correspondientes (véase la congruencia en ese artículo 14).
La discrepancia en las formas en que se conciben las funciones de la evaluación en los dos órganos cúspide del Estado mexicano en materia educativa evidencia los graves problemas causados por el abuso político del gobierno de Peña Nieto con la mal llamada reforma educativa. El INEE también ha manifestado su compromiso de escuchar a todos. Ojalá en estas circunstancias pueda iniciarse una discusión a fondo de la educación, de su evaluación y de su reforma.

El SNTE, fracturado, pero lejos de morir

EL SNTE, FRACTURADO, PERO LEJOS DE MORIR, SEÑALAN EXPERTOS EN EL TEMA MAGISTERIAL

Fundamental, papel de la disidencia para democratizarlo

MESA LAMM

Ricardo Raphael, Pedro Hernández, Luis Hernández Navarro y Carlos Ornelas durante el foro México y el mundo actuales, con el tema 70 años del SNTE, el reto de su democratización, organizado por La Jornada y Casa Lamm. Foto Cristina Rodríguez

Emir Olivares Alonso / La Jornada /19 de febrero de 2014, p. 45

Aun cuando el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) llega fracturado a su 70 aniversario, la organización gremial está muy lejos de morir, pues las prácticas de corrupción de la dirigencia siguen siendo habituales.

Durante el foro México y el mundo actuales, con el tema 70 años del SNTE, el reto de su democratización, organizado por La Jornada y Casa Lamm, especialistas en el proceso histórico del sindicato magisterial señalaron la necesidad de democratizarlo, labor que, dijeron, será complicada, y destacaron el papel que la disidencia gremial debe jugar para alcanzar este objetivo.

El profesor Pedro Hernández, integrante de la disidente sección 9 del SNTE en el Distrito Federal –que se agrupa en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)–, consideró que es posible concretar este proceso desde el interior, para lo cual se requiere de un ejercicio de reflexión y revisión tanto de las acciones de la cúpula sindical como de la disidencia.

Indicó que en siete décadas de existencia, el SNTE ha sido dirigido sobre todo por tres cacicazgos (Jesús Robles Martínez, Carlos Jonguitud Barrios y Elba Esther Gordillo), quienes “emprendieron estrategias similares para aliarse a los gobiernos en turno, velando por sus intereses personales y no por los de los trabajadores, usando la estructura sindical para fines partidistas y electorales.

Carlos Ornelas, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco, y autor del libro Sistema educativo mexicano: la transición de fin de siglo, aseveró que el nacimiento del SNTE, en diciembre de 1943, fue un intento del régimen federal por controlar al magisterio.

Las historias para nombrar y sustituir al líder de este gremio, en particular los tres cacicazgos, han sido muy similares, donde el titular del Ejecutivo federal en turno da un manotazo y cambia la dirigencia.

Así se dio la sustitución de Robles Martínez por Jonguitud Barrios, quien llegó con el aval de Luis Echeverría; la llegada de Gordillo Morales para desbancar a Jonguitud Barrios, con el apoyo de Carlos Salinas de Gortari, y, finalmente, la sustitución de la maestra por Juan Díaz de la Torre, a principios del gobierno actual de Enrique Peña Nieto.

Luis Hernández Navarro, coordinador de opinión de La Jornada, dijo que, más allá del intento de control estatal sobre los maestros, el nacimiento del gremio también está ligado a un proceso de lucha de varios sectores docentes ligados a la izquierda en aquellos años.

Alertó sobre la actual situación que enfrentarán los profesores del país debido a que nunca en la historia del sindicato la situación había sido tan terrible, donde un personaje (el nuevo dirigente Juan Díaz de la Torre) ha estado tan entregado al gobierno federal, sin independencia sindical, totalmente abyecto. Si bien otros líderes hacían acuerdos (con el gobierno), mantenían cierta autonomía, pero Díaz de la Torre no.