Difunde los acuerdos del Pleno

ACUERDOS DEL PLENO DE REPRESENTANTES DE ESCUELA

23 de marzo del 2012

“Cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer” Gandhi

  1. Cancelar la realización del pre-ENLACE que en algunas direcciones pretende IMPONER la SEP, el 28 y  29 de marzo de 2012, haciendo labor con los padres de familia para que a través de una ACTA se manifiesten en este sentido y por la cancelación de la prueba ENLACE programada por la SEP del 4 al 8 de junio del 2012. Reportar a la sección 9 las escuelas que CANCELEN PREENLACE y a las autoridades que ejerzan presión para exigir a la Administradora suspendan esta política autoritaria.ACTA DE CANCELACION DE ENLACE
  2. Se ratifica el acuerdo del XVIII Congreso Democrático: No presentarse a la aplicación de la “Evaluación Universal” el 23 y 24 de junio y manifestarse en las sedes. No inscribirse en Carrera Magisterial y no asistir a sus cursos. Exigir la homologación salarial del nivel más alto alcanzado para todos los trabajadores de la educación”.
  3. El 20 y 27 de abril realizar los siguientes Plenos para valorar los resultados de la suspensión del pre-ENLACE, la consulta del plan de acción y ajustar el plan de lucha de acuerdo a los consensos de la CNTE.RECHAZO A APLICACIÓN DE preENLACE
  4. Realizar el Congreso de Educación de la Sección 9, el 4 y 5 de mayo del 2012, con conferencias, talleres, intercambio de experiencias innovadoras y transformadoras, donde fortaleceremos los proyectos educativos alternativos y la Jornada de Lucha.
  5. Impulsar la consulta a la base sobre el estallamiento del Paro Indefinido, valorando con la CNTE las condiciones y el momento más adecuado.
  6. Realizar un brigadeo intenso del 16 al 27 de abril para fortalecer la participación de la Sección 9 en la lucha nacional.
  7. Proponer a la CNTE la realización de una JORNADA PEDAGOGICA NACIONAL EN EL ZOCALO en el marco de la movilización.
  8. Se valora como un éxito el Foro realizado en el Senado el 21 y 22 de marzo como parte de la ruta trazada por la CNTE para impedir la aprobación de las reformas a la Ley General de Educación que intentan darle a posteriori legalidad al Acuerdo para la Evaluación Universal de los Docentes; se considera que es necesario mantener la interlocución con ambas Cámaras, manteniendo la independencia de los partidos políticos, e insistir en la cancelación de la ACE y sus instrumentos punitivos: Evaluación Universal, ENLACE y herramienta Stallings. Ver video: http://youtu.be/IgEpdEKfGKU
  9. Estamos en una coyuntura histórica inmejorable, no la desaprovechemos. Mayo y junio son meses claves y estratégicos, diversifiquemos nuestras formas de lucha y rematemos con una estrategia y acción de fuerza contundente unidos con todos los maestros de la CNTE y los padres de familia a nivel nacional.
  10. Chequen el video del Foro realizado en la UNAM del análisis que realizan especialistas del documental “De Panzazo” http://www.youtube.com/watch?v=spNo1Et9vYw

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

Pleno de Representantes de Escuela

Para imprimir:Acuerdos del Pleno 23 marzo

LA  EVALUACIÓN QUE TENEMOS, LA EVALUACIÓN QUE QUEREMOS.[*]

Hugo Aboites, UAM-X

Ponencia Magistral Dr. Hugo Aboites

Desde los años noventa en México los sucesivos gobiernos neoliberales, grupos empresariales, organismos internacionales y la misma Secretaría de Educación Pública federal y autoridades locales han impuesto una teoría y práctica de la evaluación muy distinta a la que nosotros proponemos.

1. Ellos plantean que la  evaluación es sobre todo  un acto de gobierno, nosotros luchamos por una evaluación que esté fundamentalmente en manos de estudiantes (alumnos), maestros, padres de familia, comunidades.

Decimos que han optado por una evaluación concebida fundamentalmente como un acto de gobierno, porque son los funcionarios, los empresarios y sus expertos los que determinan qué se va a evaluar, cómo se va a evaluar, cuándo se va a evaluar y con qué implicaciones. La escuela es tratada como una dependencia gubernamental más, sin darle el espacio de autonomía que necesita. La evaluación es concebida como una  inspección, como la que puede darse en el servicio aduanal o cualquier otro servicio gubernamental. Nosotros luchamos por una evaluación a cargo de los estudiantes (alumnos), maestros, padres de familia, comunidades, que en cada escuela dialoguen sobre los problemas y obstáculos que enfrenta la formación de los estudiantes para que se generen diagnósticos y propuestas de solución. Algunas propuestas podrán llevarse a cabo en el ámbito escolar mismo, otras deberán converger –junto con las de otras muchas escuelas- a los niveles regional, estatal y nacional. De esta manera podrá identificarse cuáles  son los problemas más recurrentes, cuáles los consensos en el diagnóstico y cuáles las propuestas que las autoridades educativas de todos los niveles deben retomar. La evaluación concebida como un acto colectivo de estudiantes, maestros, padres de familia, comunidades tiene una enorme solidez porque son ellos quienes mejor  conocen los problemas y esa visión –si se vuelve sistemática e informada- puede percibir realidades que no están al alcance de la limitada visión gubernamental. Las autoridades, sin embargo, deben participar en el proceso de evaluación a todos los niveles porque como responsables últimos de la situación de la educación a ellos les corresponde informar a fin de que la evaluación pueda ser cada vez más precisa y les corresponde contribuir de manera decisiva a materializar las iniciativas sólidas que se generan en el proceso de discusión. ES necesaria también la participación subsidiaria de estudiosos, centros de investigación y grupos sociales legítimamente interesados, porque ofrecen puntos de vista e informaciones que  no deben estar ausentes en una reflexión sobre el mejoramiento de la educación. La educación y la evaluación son procesos demasiado importantes para dejarse en manos de funcionarios gubernamentales y sus expertos, que sólo están transitoriamente y con un compromiso muy relativo en la administración educativa.

2. Ellos plantean una evaluación vertical, nosotros planteamos una evaluación horizontal pero también de abajo a arriba.

Para la burocracia de la educación, la evaluación consiste en colocarse en una especie de torre de observación y mirar desde arriba a los cientos de miles de maestros y estudiantes; medirlos y calificarlos como si fueran un conjunto enorme de mercancías, un capital humano robotizado y pasivo. Con base en los resultados, podrán –otra vez ellos- definir qué debe hacerse, cómo debe hacerse,  cuándo y cómo debe hacerse para obtener eso tan indefinido que la  “calidad”.  Es una evaluación que alienta la pasividad y la falta de dinamismo en la educación. Nosotros luchamos por una evaluación que libere y convierta en sujetos dinámicos, participativos e importantes a cada uno de los actores del proceso educativo. Esto requiere que sea horizontal el  diálogo de evaluación en cada una de las escuelas, luego entre los representantes de grupos de escuelas a nivel regional o estatal y, finalmente, el de representantes a nivel nacional. Porque sólo así se pueden generar consensos de profunda raíz y gran fuerza. Habrá, sin duda, temáticas, diagnósticos y propuestas similares, que surjan en la mayoría de las escuelas y, en consecuencia, serán predominantes en los siguientes niveles, pero otras temáticas y propuestas, aunque minoritarias, pueden contribuir a abrir nuevos horizontes. Son muy importantes porque pueden aportar elementos no considerados antes y posteriormente –cuando se valoren los resultados de las iniciativas que tuvieron mayor consenso-  serán parte de una reserva desde donde se pueden construir otras alternativas. Por otra parte, el diálogo verdaderamente horizontal es indispensable para cerrar el paso a las agendas que buscan imponerse, a los vicios del asambleismo o de las figuras mesiánicas en todos los  niveles. Se trata de que los niños y niñas pueden dar sus puntos de vista sobre qué está mal en su escuela, qué no funciona, qué falta, qué debe de cambiar, cómo pueden aprender mejor. Igual los maestros pueden ofrecer una visión crítica desde su perspectiva y aportar diagnósticos y propuestas e iniciativas. Los padres de familia tienen todo el derecho a preguntar, a ser informados, a dar sus opiniones, así como la comunidad puede y debe preguntarse junto  con maestros y estudiantes, cómo puede(n)  la(s) escuela(s) alimentar mejor los procesos de conocimiento a nivel comunitario.

3. Ellos plantean una evaluación autoritaria, nosotros insistimos en construir una evaluación democrática.

La evaluación que  los gobiernos y sus institutos llevan a cabo es instantánea,  su resultado se presenta como un número (de aciertos) o una clasificación (“Insuficiente, Elemental, Suficiente, Excelente”) y como definitiva, totalmente inapelable e infalible.  Ante ella sólo queda rebelarse o someterse, y la  gran mayoría se somete. Pero hay otra alternativa: nosotros planteamos que la evaluación verdadera es un proceso de sucesivas y múltiples aproximaciones. De la misma manera como evaluamos a los estudiantes: a lo largo de un periodo prolongado de tiempo, con instrumentos muy diversos (presentaciones, tareas, resúmenes, ensayos, maquetas, trabajo de laboratorio o de biblioteca, trabajo de campo) y acerca de temáticas muy diversas. De la misma manera la evaluación que proponemos es algo sobre lo que estudiantes y maestros y autoridades reflexionan durante meses, pero que  puede materializarse en un evento o dos anuales (de varios días de duración), dedicados específicamente a evaluar la escuela y su relación con la comunidad. Puede ser que las primeras discusiones sobre la problemática de la escuela sean muy vagas, poco sistematizadas, anecdóticas incluso, pero con la experiencia y el apoyo de talleres, conferencias, material de lectura apropiado, es posible convertir este proceso en una indagatoria con temáticas cada vez más definidas, con aportaciones precisas, con puntos de vista fundamentados en la experiencia propia pero también en lecturas y en los resultados de procesos en otras escuelas. Precisamente porque no es autoritario y no quiere convertirse en un autoritarismo de muchos, de asamblea, desconfía de las apreciaciones generales y definitivas y deja siempre preguntas y cuestiones abiertas, plantea la necesidad de seguir trabajando en los aspectos que se van perfilando como más importantes.

4. La evaluación que se nos impone es centralizada, nosotros exigimos respeto a la enorme diversidad de regiones y culturas propias de la identidad mexicana.

Con la evaluación, el centralismo autoritario se ha reforzado profundamente. El Ceneval evalúa desde la Ciudad de México a todos los jóvenes del país que pretenden ingresar a la educación media superior y superior; las agencias acreditadoras de programas de estudio de instituciones de educación superior se concentran en la Ciudad de México y en cada profesión existe sólo una agencia que se encarga de evaluar a todos los programas en todas las universidades e instituciones del país; el Instituto para la Evaluación de la Educación (INEE) –el nuevo Ceneval de la evaluación para los maestros- es también una institución centralizada y lo mismo ocurre en la prueba ENLACE y, a nivel internacional, la centralización de la prueba PISA. Y la Evaluación Universal refuerza aún más esta tendencia. La evaluación que queremos, por el contrario, al plantear que se trata de un proceso que comienza en cada escuela y que de allí pasa a nivel regional, estatal y nacional, plantea una evaluación con miles de puntos de partida distintos, de abajo hacia arriba, que crean convergencia de temáticas más importantes, diagnósticos, propuestas de solución.

5. Para lograr la calidad de  la educación parten del individuo, para mejorar la educación privilegiamos la  tarea colectiva.

Para mejorar la educación de los niños y jóvenes ENLACE evalúa a 15 millones cada año, cada uno por separado. Igual evalúa a cada escuela con el Programa Escuelas de Calidad, y ahora la Evaluación Universal busca hacer lo mismo con los maestros. Pero con eso dispersa en millones de gotas el enorme caudal de transformación que puede generar una discusión participativa escuela por escuela. La propuesta de un diálogo en cada escuela intenta recuperar precisamente el trabajo conjunto, una de las raíces más profundas de la especie humana. Juntos, en familias, grupos, comunidades; comemos, trabajamos, nos divertimos, aprendemos. Pero la educación evaluación individualizante marcha en sentido contrario a las tendencias sociales y humanas más importantes. Nos corresponde a los  maestros de hoy descubrir y desarrollar las múltiples formas que pueden adoptar los procesos colectivos que pueden devolverle a la educación y la evaluación su carácter profundamente colectivo. Y estos descubrimientos pueden venir de lugares inesperados. Recuérdese que alimentados por la curiosidad, un grupo de jóvenes indígenas había pedido a su profesor que les aplicara una prueba, “como en las escuelas de gobierno”, pues los exámenes era algo que ellos no conocían por participar en un sistema autónomo de educación. Sin mucho entusiasmo el profesor los complace y escribe un problema en el pizarrón. Al instante todos los jóvenes jalan sus sillas al centro del salón y animadamente comienzan a discutir el problema hasta que logran resolverlo. Contentos, los jóvenes pregunta al profesor si se habían portado bien, como lo hacían los estudiantes en las escuelas oficiales. El profesor les informó que no, que lo que hicieron no sólo no se hacía en esas escuelas sino que era fuertemente castigado (“copiar”). Los jóvenes quedaron atónitos e incrédulos: “esta es la manera más fácil de resolver problemas, siempre lo hacemos así, veinte ojos ven más solo dos.”

6. La evaluación que ellos proponen exacerba las diferencias para excluir, nosotros luchamos porque todas las niñas, niños y jóvenes puedan ejercer plenamente el derecho a la educación.

Cada nuevo instrumento e iniciativa de evaluación que se ha propuesto en estos últimos 25 años genera una nueva diferenciación entre las personas.  Frecuentemente se trata de una diferenciación artificial, basada en indicadores superficiales, que pretende sólo subrayar las diferencias entre las personas. Esto hace posible la selección de sólo unos cuantos aspirantes a la educación superior (CENEVAL), permite clasificar a millones de niños y jóvenes en distintos niveles (ENLACE), y afirma que puede identificar con unos cuantos reactivos de opción múltiple a quién es mejor profesor que otros (INEE en Evaluación Universal). Con esto se genera una cultura de la competencia por ser “mejor” que el otro, y no por aprender juntos; se refuerza la idea de que el “merito” es lo que hace personas a los humanos, y no se valora la solidaridad y la educación junto con otros; se justifica que a muchos se les niegue el derecho a seguir estudiando, en lugar de abrir las puertas de la educación a todos. Existen evidentemente diferencias entre las personas aunque estas generalmente no son tan grandes como las que generan las evaluaciones vigentes y además, no todas las diferencias se dan en términos de quienes aprenden y quienes no; entre los que se esfuerzan y los que no lo hacen. Las diferencias pueden reflejar desde inteligencias distintas, hasta falta de esfuerzo, pero también pueden ser resultado de condiciones familiares y comunitarias adversas y de escuelas y ambientes de aprendizaje deteriorados, muy lejanos a la responsabilidad de estudiantes y maestros. Por otra parte, las evaluaciones sólo registran diferencias (exageradas), sin que finalmente se sepa exactamente qué las causa. Nosotros planteamos que debe permitirse que las diferencias se manifiesten frente al proceso educativo y que como parte del proceso de evaluación se evalúe también qué genera la diferencia y cómo debe manejarse. No es lo mismo manejar la falta de motivación de un niño que el hecho de que sus padres no lo apoyan en el hogar. Además, las diferencias se pueden concebir de distinta manera: r como una riqueza (cuando se trata de talentos distintos), como un punto de partida (cuando permiten generar procesos solidarios al interior del grupo y la escuela) o como un verdadero obstáculo o deficiencia, que debe entonces tratarse adecuadamente.

En síntesis, a una educación y una evaluación deshumanizadas y hostiles, oponemos una educación y una evaluación que quiere ser profundamente social y humana.


[*] ANEXO  a la Conferencia Magistral que dicto el Dr. Hugo Aboites en el Foro: “La Evaluación Universal en el marco de la Reforma educativa, convocado por el Senado y la Coordinadora Nacional de trabajadores de la Educación, el 21-22 de marzo del 2012 en la Sede del Senado de la República.

Para imprimir:LA EVALUACIÓN QUE TENEMOS

Articulo publicado en la Jornada

MISS AMWAY Y LA EVALUACIÓN UNIVERSAL

Luis Hernández Navarro La Jornada 27 marzo 2012 p.20

Ana María Aceves Estrada es la flamante directora general de Evaluación de Políticas de la SEP. Fue, además, vendedora diamante de Amway. El pasado 21 de marzo participó en el foro Evaluación universal en el marco de la reforma educativa, organizado por el Senado y la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE). Aunque llegó tarde a la reunión, fijó la posición de las autoridades educativas ante la evaluación universal.

La licenciada Aceves justificó la evaluación diciendo: tenemos que ser conscientes de que los padres, las madres de familia, la sociedad organizada, incluso los propios legisladores, la sociedad en general y muchos maestros están demandando mayor calidad educativa; eso es un hecho, no podemos cerrar los ojos ante ello.

Sostuvo que lo que la SEP quiere evaluar es lo que un maestro debe conocer de su práctica docente; son los planes, los contenidos y los programas de estudio. Se trata de detectar fallas y capacitar a los mentores.

Sin abrir resquicio alguno a la negociación sentenció categórica, sin fundamentos legales o pedagógicos: la evaluación universal va.

La funcionaria tuvo que escuchar pacientemente las quejas de los maestros de la CNTE. Para tranquilizarlos dijo que la evaluación que se les aplicará no es para correrlos ni para exhibirlos ni para afectar sus derechos laborales. Les aseguró que los resultados obtenidos no van a ser divulgados de manera denigrante.

Los reclamos de los profesores tienen tras de sí una historia. Desde hace unos años, las autoridades de la SEP han filtrado a la prensa, sin proporcionar el contexto de su aplicación, los resultados de los exámenes de admisión para ocupar nuevas plazas, presentando a los aspirantes como un ejército de perdedores y reprobados.

Incrédulos como son, los trabajadores de la educación desconfían de ella y de las autoridades educativas. Para muchos de ellos, la trayectoria profesional de la directora general de Evaluación de Políticas de la SEP es suficiente para ser incrédulos.

Perteneciente a una generación de funcionarios públicos creyente en el mercado como escuela de virtud, Ana María Aceves tiene como uno de sus méritos para ocupar su puesto haber sido distinguida con la designación de vendedora diamante de Amway.

La American Way, como se sabe, es una compañía de marketing, que comercializa productos para la salud, la belleza y el cuidado del hogar, basada en la venta directa de persona a persona. La empresa ha sido fuertemente cuestionada en los países donde opera y en Estados Unidos ha sido obligada a cambiar sus prácticas comerciales. Los vendedores diamantes son las estrellas de la corporación.

Aceves comenzó a trabajar en la Unidad de Servicios Educativos a Descentralizar de San Luis Potosí (USEDSLP) en tareas poco relevantes. Según narra Eduardo José Alvarado Isunza, escaló puestos en la institución con el apoyo de José Luis Cervantes, delegado de la unidad y asesor privilegiado de Carlos Jonguitud Barrios, durante muchos años cacique sindical y hombre fuerte del estado. Con Cervantes, Ana María montaba a caballo en el rancho del funcionario en Ozuluama. Mientras, se ganaba unos centavos de más vendiendo en las oficinas cremas blanqueadoras y pastas de dientes.

La hoy directora general de Evaluación de Políticas de la SEP tejió una eficaz red de relaciones políticas y administrativas, desplegó exitosamente su talento para los negocios y estudió la licenciatura en administración en la Universidad del Centro de México, sorteando los retos educativos con el apoyo de varios maestros. Así fue designada secretaria de Educación de San Luis Potosí durante la administración de Fernando Silva Nieto. Según Carlos Torres, la licenciada Aceves promovió, siendo secretaria de Educación, una estructura comercial de la firma trasnacional con funcionarios y personal de la misma secretaría, quienes en sus ratos libres vendían los productos. Tiempo después, ya en plena era de los gobiernos panistas, saltó a la SEP, para hacerse cargo de las evaluaciones.

Desde su influyente cargo en la SEP, Ana María Aceves se ha dedicado a vender las virtudes de la evaluación universal como si fueran productos de belleza. De la misma manera que en el pasado se tragó completa la propaganda de la empresa trasnacional para la que trabajaba, ahora se dedica a publicitar las recetas educativas expedidas por organismos multilaterales como el Banco Mundial y la OCDE, como si fueran la panacea a nuestros problemas de enseñanza.

Ofrezca lo que ofrezca la vendedora Aceves, la evaluación universal pretende despedir a los maestros de base. No son sospechas. La CNTE ha documentado que los compromisos internacionales del gobierno mexicano con la OCDE que sustentan la evaluación universal establecen expresamente la disposición de despedir a los maestros que no cumplan con el nivel señalado.

Pero, más allá de la desconfianza que a los maestros democráticos provoca en lo particular la funcionaria encargada de las evaluaciones de la política educativa nacional y vendedora diamante de Amway, su incredulidad se extiende hacia las autoridades educativas en su conjunto. Se trata de un recelo institucional. La disidencia no confía en la imparcialidad y objetividad de la SEP y el SNTE para la evaluación.

Su rechazo, sin embargo, va más allá: proviene de la evaluación universal misma, pues se trata de una medida que rompe las conquistas laborales, mina la estabilidad en el empleo, precariza el trabajo y desnaturaliza el sentido de la actividad docente. Deja sin futuro a los maestros, sobre todo a los que comienzan a serlo.

La CNTE no se opone a la evaluación. Por el contrario, propone un ejercicio integral y plural, construido sobre la base de las identidades múltiples que constituyen la identidad nacional. Una evaluación que surja desde las escuelas y regiones y converja a nivel estatal y nacional como parte de un proceso de recuperación de la educación desde abajo. Algo que, por supuesto, Miss Amway y los tecnócratas educativos de la derecha no pueden digerir.

Para imprimir:MISS AMWAY Y LA EVALUACIÓN UNIVERSAL

CANCELAR PRE Y ENLACE PARA CANCELAR LA EVALUACION UNIVERSAL

México,  D.F. a ___ de __________ del 2012

ASUNTO: RECHAZO A LA

APLICACIÓN DE PREENLACE

________________________________

________________________________

P R E S E N T E

Los que suscriben, personal docente de la escuela primaria ____________________________, informan a usted que no aplicarán el ejercicio PREENLACE en razón de lo siguiente:

a)  La evaluación estandarizada de PREENLACE Y ENLACE no corresponde a los contenidos de los planes y programas de estudio.

b)  Los ejercicios PREENLACE, no forman parte de una planeación global de la escuela, pues llegan de un día para otro, rompiendo la planeación del Centro de Trabajo y posponiendo actividades previamente definidas.

c)  Hasta ahora no existen elementos que demuestren que este tipo de ejercicios hayan mejorado la calidad de la educación, por el contrario, han provocado en muchos de los alumnos una fuerte apatía a resolverlos, pues han perdido interés.

d)  Pedagógicamente no existe sustento en el sentido de que mientras más exámenes se resuelvan mejor es el resultado académico cuantitativo. Tenemos elementos comparativos para decir que los resultados numéricos globales han empeorado en las escuelas.

e)  Ha coincidido en diversas ocasiones que en un periodo muy corto de tiempo  el alumno resuelve muchos exámenes, pues se le juntan los del bimestre;  los de pre ENLACE, y si es de sexto, el de la “Olimpiada del conocimiento”. Todo ello trae como consecuencia  que los alumnos además de perder el interés, entren en  estrés y hartazgo. Los ejercicios de pre ENLACE dejaron de ser una novedad, para convertirse en una carga.

f)   Las políticas de “examinitis” sólo han promovido que en muchos salones los maestros se dediquen permanentemente a resolver ejercicios parecidos a “ENLACE” para  obtener “buenos” resultados,  en  la perspectiva de uno o varios aspectos como: 1) Obtener buen puntaje para Carrera Magisterial, 2) Ganar el “estimulo a la calidad docente”, 3) Competir para ser calificado como el “mejor” maestro. Éstas pueden ser aspiraciones legítimas,  pero es muy cuestionable que con la repetición de ejercicios escritos se incida para lograr un buen nivel educativo.

g)  Hay escuelas que han tenido que asumir el costo de la reproducción de los exámenes, situación que perjudica la economía de las familias de nuestros alumnos.

Creemos firmemente que la mejora sustancial de la educación está en poner mayor énfasis en los proceso formativos desde un enfoque humanista,  que tienen que ver con la práctica de valores universales, el razonamiento, la reflexión, la construcción del conocimiento, la autoestima, la formación del pensamiento crítico, la formación de la ciudadanía y no en la priorización de la memorización o “habilidad” para resolver exámenes escritos.

En espera de que nuestros argumentos sean tomados en cuenta, nos despedimos.

ATENTAMENTE

NOMBRE                                                                                      FIRMA

_______________________________________________                      ____________________________

Para imprimir:RECHAZO A APLICACIÓN DE preENLACE

Cancelar pre-ENLACE y acordar con los padres de familia

ESTIMADOS COMPAÑEROS:

El Pleno de Representantes de Escuela, realizado el viernes 23 de marzo, acordó entre otros aspectos:

Cancelar la realización del pre-ENLACE a realizarse el 28 y  29 de marzo de 2012, haciendo labor con los padres de familia para que a través de una ACTA se manifiesten en este sentido. ACTA DE CANCELACION DE ENLACE

Lo más importante para respaldarnos es que cada padre envíe el 27 o el 28 a más tardar un escrito o recado que diga;

México, D.F. a _______ de ________________ del 2012

No autorizo que mi hijo _______________________________ realice la prueba ENLACE ni los ensayos PRE-ENLACE, porque no estoy de acuerdo con su aplicación por que no mejora sustancialmente la educación de mi hijo.

 __________________________  _______________

 Nombre                                             Firma

 Escuela __________________ Turno: _____Grupo ____

 

LA BASE DE LA EVALUACIÓN UNIVERSAL ES EL EXAMEN ENLACE.

Otros acuerdos del pleno fueron: el 20 y 27 de abril realizar los siguientes Plenos, valorar los resultados de la suspensión del PREENLACE y ajustar el plan de lucha de acuerdo a los consensos de la CNTE, incluyendo la logística del Congreso de Educación a realizarse el 4 y 5 de mayo del 2012 donde fortaleceremos los proyectos educativos alternativos de la escuelas y la Jornada de Lucha.

Tenemos que parar  el examen ENLACE y Universal que se realizan en junio próximo; exijamos la basificación a todos los interinos y la estabilidad laboral para todos los trabajadores de la educación y desde luego comprometámonos en mejorar  la atención educativa que brindamos a los alumnos y padres de familia.

Estamos en una coyuntura histórica inmejorable, no la desaprovechemos. Mayo y junio son meses claves y estratégicos, diversifiquemos nuestras formas de lucha y rematemos con una estrategia y acción de fuerza y contundente unidos con todos los maestros de la CNTE y los padres de familia a nivel nacional.

Chequen este video del Foro realizado en la UNAM que es un análisis serio que se realizan especialistas al documental “De Panzazo”, difúndanlo; la defensa de la educación pública  es responsabilidad cotidiana  de maestros, estudiantes y padres de familia.

(http://www.youtube.com/watch?v=spNo1Et9vYw)

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

Comité Ejecutivo Seccional Democrático

Argumentos para cancelar pre-ENLACE

ALGUNAS RAZONES POR LAS QUE NO ESTAMOS DE ACUERDO CON LA EVALUACION UNIVERSAL Y LA PRUEBA ENLACE

En el último año del sexenio, el gobierno de Felipe Calderón pretende que  los docentes de educación básica de todo el país se sometan a la mal llamada Evaluación Universal que no es otra cosa que una medición estandarizada.

El gobierno calderonista no adopta esta medida por iniciativa propia, sino por órdenes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que no es otra cosa que un organismo internacional de carácter económico que busca convertir a la educación de nuestro país en un negocio más.

Sin embargo, el gobierno sabe muy bien que mientras exista un magisterio plenamente identificado con la Educación Pública el proceso de privatización no se podrá imponer. Por lo tanto, el objetivo del régimen es destruir los elementos que constituyen el sustento de  dicha identidad a través del desprestigio y el ataque permanente a los profesores.

Para el magisterio, la educación, además de ser su materia de trabajo es su fuente de empleo. Por lo tanto la seguridad laboral constituye uno de los derechos fundamentales de los docentes y es precisamente lo que el gobierno pretende cancelar de manera definitiva.

La Evaluación Universal constituye el paso final y definitivo de un embate que lleva años aplicándose  de manera gradual con acciones como las siguientes:

  • Reducción drástica de la matrícula de las escuelas normales.
  • Cancelación a los normalistas  del derecho a acceder a una plaza definitiva a los 6 meses 1 día de trabajo ininterrumpido como marca la ley.
  • Instauración del examen de oposición con el propósito de poner las plazas docentes a disposición de profesionistas ajenos a la educación básica
  • Cancelación de los interinatos ilimitados.
  •  Contratación de docentes por periodos de 3 0 6 meses con el propósito de impedir que acumulen la antigüedad que les daría derecho a una plaza definitiva.

Desde luego el gobierno nunca ha reconocido ni reconocerá lo anterior, así como jamás reconoció que la reforma a la Ley del ISSSTE solo tuvo  como propósito reducir al mínimo el derecho a la jubilación y el acceso a los servicios de salud.

No obstante hay cosas que no se pueden ocultar y que revelan  la política real del régimen. Algunos ejemplos:

  • Los compromisos que el gobierno federal ha signado con la OCDE para adecuar nuestro sistema educativo a los intereses de la iniciativa privada.
  • Las reformas a la Ley General de Educación para legalizar diversos atropellos contra los derechos laborales del magisterio.
  • Los nuevos Lineamientos del Programa de Carrera Magisterial
  • La Ley del Servicio Civil de Carrera.
  • Los programas de financiamiento a la educación privada.
  • El traslado a los padres de familia de la responsabilidad de equipar y dar mantenimiento mayor y menor a las escuelas.
  • El traslado de recursos del presupuesto educativo a las empresas privadas mediante contratos onerosos e incluso fraudulentos para proyectos como Enciclomedia, ENLACE, examen de la ACE para acceder a una plaza, libros de texto gratuitos, etc.

Por estos elementos y otros más específicos, entre las filas del magisterio existe la certeza de que la Evaluación Universal no tiene como propósito elaborar un diagnóstico del estado en que se encuentra el sistema educativo del país ni de sustentar el diseño de un proyecto de formación docente, sino de utilizar los resultados que se obtengan de ella para montar una campaña de desprestigio en contra del magisterio y de la educación pública.

La apuesta del gobierno es forjar en la sociedad la creencia de que los responsables directos del deterioro educativo del país son los docentes por su escasa preparación académica. Supone que una vez que la opinión pública se vuelque contra el magisterio será relativamente fácil sujetar la contratación y promoción de los docentes a los resultados de evaluaciones arbitrarias y dar fin con ello, al derecho de la seguridad en el empleo.

Frente a la perspectiva anterior,  los docentes tenemos la gran responsabilidad de aportar  elementos a la opinión pública en general y a los padres de familia en particular  que les permitan formarse un juicio crítico que dé lugar a la defensa de la educación pública y los derechos laborales del magisterio.

Demostrar la inconsistencia de los componentes de la Evaluación Universal es de suma importancia, sobre todo del examen ENLACE porque  el valor que se le asigna es de 50 de 100 puntos posibles y constituye el elemento más cercano a los alumnos y padres de familia.

El examen ENLACE ha sido seriamente cuestionado por destacados académicos e investigadores de diversas instituciones y publicaciones educativas, quienes  sostienen, entre otras cosas que es un instrumento con muchas deficiencias que van desde la mala redacción de las preguntas, la  falta de congruencia con los enfoques de los planes y programas, el exceso de preguntas, etc.

Lo que  es un hecho es que ENLACE no tiene mayor importancia para los alumnos y padres de familia. Los resultados que obtienen los alumnos no han servido absolutamente para nada en todos los años que llevan aplicándolo.

Aunado a lo anterior el enlace consta de una cantidad excesiva de reactivos que harta a los alumnos y  provoca que  lo resuelvan hasta sin leer las preguntas. Otro elemento que se cuestiona es su carácter estandarizado, que no considera la especificidad de los contextos en los que estudian y aprenden los alumnos ni las posibilidades que cada uno de ellos ha desarrollado.

En otras palabras, no es válido que los resultados de un instrumento que es tomado con poca o nula seriedad por los evaluados, sobre todo porque está  mal  concebido y diseñado,  sea el factor determinante para evaluar al magisterio.

Por otra parte es bien sabido que el gobierno en los últimos años solo ha hecho demagogia con ENLACE; ha presentado su realización como una muestra palpable de su política de rendición de cuentas pero hasta ahora no se conoce de ninguna acción institucional efectiva que se haya puesto en marcha para sacar adelante a los millones de alumnos ubicados en los rangos elemental e insuficiente en los informes dados a conocer cada año a través de los medios de comunicación.

En materia de formación docente no se ha hecho nada que se corresponda con las necesidades de un sistema educativo cuyo deterioro todo mundo reconoce. En este rubro es donde mejor se puede constatar el desinterés y la ineptitud de los funcionarios que están a cargo de los servicios educativos tanto locales como nacionales. Cada año anuncian programas de actualización que no pasan de ser descaradas burlas por la inocultable improvisación y pobreza  conceptual  que los caracteriza.

No existe ningún indicio de que estos aspectos vayan a ser diferentes con la aplicación de la Evaluación Universal. En todo caso si el régimen tuviera la intención de mejorar la educación pública no tendría necesidad de hacer más evaluaciones  sino pasar al terreno de las acciones. Pero eso a estas alturas ya nadie lo espera. Así que lo que hay que hacer es cancelar la evaluación universal en la vía de los hechos, empezando por ENLACE mediante un acuerdo con los padres de familia en todas y cada una de las escuelas y dar inicio a un proceso de defensa y mejora  de la educación pública y sumarnos a la lucha nacional que encabeza la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y que en su última Asamblea Nacional Representativa del 25 de marzo decidió llevar a consulta el ESTALLAMIENTO DEL PARO INDEFINIDO en todo el país.

¡UNIDOS Y ORGANIZADOS, VENCEREMOS!

Comité Ejecutivo Seccional Democrático

Para imprimir:Elementos vs EU y ENLACE