En la 9 el charrismo no pasará

Anuncios

Nota de La Jornada 21 enero 2018

EL MAGISTERIO DISIDENTE TENDRÁ UN PAPEL DETERMINANTE EN LAS ELECCIONES: CNTE

Laura Poy Solano  / La Jornada Domingo 21 de enero de 2018, p. 11

Convoca a su Asamblea Representativa para definir fechas del Congreso Nacional Político

Conferencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, en las oficinas de Belisario Domínguez Foto: Yazmín Ortega Cortés

Dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) afirmaron que, ante un posible cambio de régimen en el país, el magisterio disidente tendrá un papel determinante. Por ello, llamaron a consolidar la vinculación con otras organizaciones sociales para que gane quien gane (la elección presidencial) sepa que hay un movimiento social que buscará una verdadera transformación del proyecto de nación.

Afirmaron que la coordinadora no renunciará a sus principios apartidistas, pero recordaron que no somos una organización apolítica. Vamos a hacer política y a construir una propuesta que va más allá de la coyuntura electoral, por lo que anunciaron que hoy convocarán a su Asamblea Nacional Representativa, a la que acudirán los dirigentes estatales, a fin de definir las fechas de su Congreso Nacional Político, donde se aprobarán las acciones de su jornada de lucha en 2018.

En conferencia de prensa, Enrique Enríquez Ibarra, secretario general de la sección 9 de la Ciudad de México, quien llamó a todos los maestros de educación especial, prescolar y primaria de la capital del país, a participar en las asambleas en las que se elegirán delegados al VII Congreso Nacional Extraordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para ganar la mayor representatividad posible y exigir la renovación de nuestra dirigencia seccional en un congreso democrático, afirmó que garantizar un cambio de régimen va más allá de un candidato o partido político.

Aseguró que no se trata de ver qué nos ofrecen, sino qué vamos a exigir nosotros, como sociedad, no sólo los maestros, para tener mejores condiciones de vida, lo que incluye a quienes viven en el campo hasta las zonas urbanas más olvidadas del país. Vamos a construir una estrategia de acercamiento y de movilización, que no sólo son marchas y plantones, sino a establecer una comunicación continúa con las comunidades.

Roberto Gabriel Gómez, integrante del magisterio disidente, afirmó que no estamos de acuerdo en que la estructura sindical y las cuotas de los profesores sirvan nuevamente para generar la mejor maquinaria electoral. Queremos que se rompa este corporativismo. Los maestros tienen derecho a la libre militancia, a decidir si votan o no. El gran reto es, sin romper los principios de la CNTE de no depender de ningún partido político, participar activamente en la caída del régimen.

Pedro Hernández, integrante de la dirección política de la CNTE, recordó que el magisterio disidente ha enfrentado, en sus 38 años de existencia, a gobiernos del PRI y PAN. Superamos seis sexenios, por lo que planteamos un proyecto de nación que va más allá de la coyuntura electoral, porque lo que está de fondo es hacia dónde va este país. Por eso vamos a dar la batalla y no dejaremos de insistir en la abrogación de la reforma educativa.

Francisco Bravo, ex secretario general de la sección 9, afirmó que estamos en momentos de análisis y propuestas, pues será en el Congreso Nacional Político de la CNTE, máximo órgano de decisión, donde se tomarán las resoluciones definitivas en esta coyuntura electoral, pero también en la construcción de una estrategia para consolidar otro proyecto de país.

Agregó que el magisterio disidente en la capital del país participará en todos los espacios posible para exigir al charrismo sindical que emita las convocatorias estatutarias para la elección democrática de nuestros representantes, pues desde hace 19 años no se ha convocado a una asamblea delegacional, y desde 2008 estamos a la espera que el SNTE reponga el congreso seccional que nos permita una elección libre de nuestros líderes sindicales.